Un parásito en el cerebro puede ser la causa de trastornos de rabia en los adultos

Se trata de la toxoplasma gondi, que puede ser adquirida a través del consumo de carne, vegetales o agua contaminada.

Un nuevo estudio de la Universidad de Chicago revela que el toxoplasma gondi puede ser el causante del Trastorno Explosivo Intermitente en los adultos.

Este trastorno se relaciona con estallidos de violencia tanto física como verbal en respuesta a molestias comunes.

El toxoplasma gondi se reproduce en los gatos y se esparce por sus heces. Pero también puede contaminar a los humanos al comer carne o vegetales o beber agua contaminada. Este parásito también ha estado relacionado con esquizofrenia.

En las mujeres en estado de embarazo, el toxoplasma también está relacionado con abortos involuntarios, nacimiento de niños muertos y enfermedades congénitas en los bebés.

El estudio demostró que aquellos afectado por el toxoplasma gondi registraron un apreciable aumento en la escala de agresividad, comparado con los que tienen la presencia del parásito.

Cargando