Dónde está la bolita
BLOG BUENAS MUCHACHAS

¿Peñalosa contra el machismo?

¿De cuándo acá combatir el machismo es misión propia de quien asuma la alcaldía de Bogotá?

Esta mañana escuché la voz de Enrique Peñalosa en una cuña radial diciendo algo así como “vamos a combatir el machismo porque éste lleva a hijos sin padre, a matoneo, accidentes y violencia”, y tuve la impresión de que algo allí no estaba bien.

¿De cuándo acá combatir el machismo es misión propia de quien asuma la alcaldía de Bogotá? ¿Acaso se ha publicado un estudio que demuestra que los problemas más serios de la ciudad surgen del machismo? O ¿es solo que el feminismo se ha puesto de moda y a su contrincante más seria le basta con haberse lanzado y decir que lo de ella es “palabra de mujer” para ostentar su bandera? –me pregunté. Qué importa, total esta bueno tener un hombre con poder visibilizando el asunto –me dije– pero enseguida desconfié del facilismo de mi razonamiento, y repasé en la web los argumentos con que Peñalosa pretende hacernos creer que combatir el machismo le interesa y que además debería importarle a sus electores.

Por alguna razón desde el 4 de octubre (a dos semanas y pico del gran día), el candidato urbanista, ese que un tía tuiteó foto de una mujer en bicicleta con la frase “en bicicleta se ven mejor”, ha venido sufriendo de algo así como un ataque de “feminismo culposo” que lo obliga a declararse en contra del machismo, pero que al mismo tiempo le impide abrazar un feminismo razonable, generando declaraciones confusas según las cuales el machismo es más perjudicial para los hombres que para las mujeres, y es solo por esto que la ciudad debe combatirlo.

Sí. Según los trinos de Peñalosa, el problema no es que el machismo lleve a que las mujeres sean discriminadas al escoger trabajos tradicionalmente masculinos como ser ingeniera, taxista o alcaldesa, o que siempre reciban menor paga, sino que “impide que los hombres sean tiernos, lloren y escojan carreras femeninas”. Para él lo complejo no es que el machismo produzca decenas de feminicidios, violaciones y ataques con ácido semanalmente, sino que lleve “a riñas y heridos por tratar de actuar como machos frente a los amigos

Palabras más, palabras menos, su antimachismo es tan machista que para no contrariar a sus votantes masculinos evita exponer las evidencias más preocupantes del machismo que predomina en Bogotá, y que si bien quizás no está coyunturalmente relacionado con los problemas más urgentes de ésta, si lo está con los de al menos el 52% de su población que son mujeres, un porcentaje dentro del cual se encuentra una buena cantidad de votantes que están tan hartas de ser invisibilizadas, que probablemente votarán por Clara López solo porque ella es una mujer visible, y que no aumentarán su simpatía por Peñalosa solo porque él exhiba un contradictorio y enclenque “sentido antimachista”.

Nota: Las opiniones aquí expresadas no comprometen ni expresan la opinión de Caracol Radio.

Cargando