Ansiedad y Sexo

Algunos problemas sexuales tienen oriegen en la ansiedad, es decir el miedo anticipado.

La ansiedad es una condición conveniente de nuestro organismo siempre que se mantenga dentro de ciertos límites puesto que de lo contrario se convierte en causa o consecuencia de innumerables problemas físicos y mentales

 Dentro de los límites, “la buena ansiedad” fortifica nuestro sistema inmunológico, nos mantiene alertas y determina en mucho nuestros comportamientos inteligentes y responsables

 Fuera de los límites, muy poca o en exceso, “la mala ansiedad” se convierte en un enemigo: Involucra emociones que nos alteran la manera de pensar y que nos incitan a actuar de manera impulsiva; la mala ansiedad excesiva nos vuelve suspicaces y catastróficos y deteriora nuestro sistema inmunológico permitiendo o causando las denominadas enfermedades psicosomáticas. Es allí cuando aparecen problemas digestivos, respiratorios, dermatológicos, cardíacos, sexuales y muchos más

 La mala ansiedad excesiva se entiende como un “miedo anticipado”; es decir, una prevención de nuestro cerebro imaginando irracionalmente que aparecerán problemas y por ello nuestro organismo se prepara para enfrentarlos con tremendas exigencias para el cuerpo que se desperdician por cuanto usualmente no hay una situación en la que se puedan utilizar de manera pertinente. Esta preparación involucra a todos los sistemas del organismo, con lo que se puede entender que esos esfuerzos, causados por esta mala ansiedad, debiliten al individuo y que aquel que fuere su sistema más frágil pague las consecuencias de estas repetidas, exageradas e inútiles exigencias

 Obviamente, si una persona está experimentando cualquier forma de esta mala ansiedad, su cerebro está particularmente concentrado en darle control y solución a la supuesta situación amenazante. Si en estas circunstancias pretendiera realizar una relación sexual, su desconcentración no se lo permitiría o, por lo menos, le causaría muchas dificultades

Cuando popularmente se dice que alguien está preocupado, entenderíamos en este caso en particular que su cerebro está “pre-ocupado; ocupado desde antes en otra cosa” y por ello no se puede concentrar en algo diferente que en la solución de su inquietud o malestar

 Disfunción eréctil, eyaculación precoz, mala lubricación vaginal y anorgasmia tanto masculina como femenina, entre otras disfunciones, frecuentemente tienen su origen en ansiedad; es decir, en miedo anticipado

 En la historia, ha sido muy importante la participación de la psiquiatría para la solución de estas problemáticas mediante intervenciones de tipo médico que incluyen prescripción de medicamentos. Actualmente se ha demostrado, con intervenciones empíricamente validadas, que es más eficiente y eficaz el tratamiento psicológico de la ansiedad. del estrés y de la depresión, sin medicamentos ansiolíticos o antidepresivos y más bien con técnicas de afrontamiento denominadas Activación Conductual y con bloqueos de la respuesta emocional mediante relajación muscular progresiva y respiración diafragmática; procedimientos que si bien se demoran un poco más en ofrecer sus resultados, sí los mantienen mejor en el tiempo para evitar reincidencias y sin los desagradables efectos colaterales o consecuencias de los medicamentos

 Todos nosotros, como parte de una vida proyectada para ser feliz, deberíamos aprender a controlar nuestras emociones, manejar la ansiedad y prevenir el estrés y la depresión desde temprana edad. Para este efecto, consultemos con un psicólogo experto en manejo de ansiedad.

Cargando