Familias homoparentales

Hay al menos dos posibles impactos sobre los hijos de las parejas homoparentales: El Modelamiento y la Discriminación.

Dándole continuidad al artículo “Adopción gay”, y aprovechando la coyuntura de las nuevas disposiciones legales para la aceptación de parejas homosexuales, planteamos estas consideraciones para las familias formadas por dos padres o dos madres con sus hijos biológicos o adoptados

Las parejas homosexuales no requieren para disfrutar de su relación la licencia otorgada por autoridad alguna; sin embargo, para obtener los beneficios de lo que la sociedad considera una relación con patrimonio familiar, herencias, pensiones, cubrimiento en salud, etc., sí es necesario contar con la autorización del estado. En todos los países del mundo se ha venido luchando para consagrar esos beneficios y en Colombia se ha avanzado un poco

Otra de las solicitudes que se hacen en esta lucha por los derechos de las parejas homosexuales, reside en la adopción para conformar una familia completa. No solo la adopción de hijo o hija sin vínculos de sangre con cualquiera de sus posibles padres o madres sino también para aquellos casos en los que uno de los miembros de la pareja homosexual aporta uno o más hijos biológicos a su nueva relación

Hay al menos dos posibles impactos sobre esos hijos de parejas homoparentales: El Modelamiento y la Discriminación

Respecto del modelamiento, cabe decir que es una de las formas más poderosas de enseñanza-aprendizaje. Lo que se observa como cotidiano en el grupo familiar tiende a repetirse porque es lo que se considera “normal”, es decir – para este caso- lo corriente, lo usual, incluso tal vez “lo que debe hacerse”. Tenemos, como ejemplos, importantes evidencias de las cadenas de violencia intrafamiliar que se manifiestan por la repetición de los patrones de violencia que un niño experimentó en su niñez y que utiliza cuando forma su propia familia. Igualmente, se repiten patrones de abuso sexual y otro tipo de situaciones observadas en su núcleo familiar. No debemos extrañarnos entonces de que se manifieste cierta incertidumbre y preocupación por la posibilidad de que el patrón de pareja homoparental se repita en el hijo adoptado

No entraremos en la inmediata discusión que siempre se presenta cuando los miembros de la comunidad LGBT, obviamente defendiendo su condición y mostrando una dignidad por ella que el resto de la sociedad no les reconoce, dicen “¿y si resulta gay, qué?”

Más bien recurriremos al conocimiento disponible, planteado en el artículo de “Adopción gay”, sobre las más probables etiologías de la homosexualidad. 1. Si el hijo, biológico o no, posee el gen homosexual, su identidad sexual no será el resultado del modelamiento en familia, sino de su carga genética. El modelamiento homoparental solo sería una moderna autopista para su transito a esa identidad sexual

2. Ser homosexual no es sinónimo de perversión o sociopatía. Con base en esto, las parejas homosexuales tendrían la misma probabilidad que las parejas heterosexuales de producir abuso sexual en sus hijos. Hasta acá, no habría inconvenientes para la aceptación de este tipo de adopciones

3. Habría que controlar la probable etiología en la que el estilo de vida y socialización de los padres homosexuales no les da opción heterosexual a sus hijos adoptados

Respecto de la discriminación, es claro que aunque injusta, pasará mucho tiempo y generaciones antes de que se percibiera normal (estadísticamente) la familia homoparental. Habría que prever y controlar el efecto de esa discriminación para estos niños, especialmente por parte de sus propios pares quienes usualmente son los más crueles e inapropiados y que, envalentonados por los comentarios de sus padres heterosexuales y homofóbicos, les ofendieran o humillaran con posibles consecuencias significativas para su autoestima y desempeño social

Lo que está en juego no es satisfacer el deseo egoísta (¿o su derecho?) de las parejas homosexuales dándoles la licencia social para adoptar sin considerar consecuencias; sino la protección de esos niños ante el posible impacto biopsicosocial aversivo

No parece tan fácil -como sencillamente dicen algunos- que es preferible que algunos niños que no habrían de ser adoptados por parejas heterosexuales, al menos los sean en familias homoparentales; lo que solo refleja la desagradable y conformista discriminación del peoresnada

La adopción homoparental requiere de unas impactantes y trascendentales campañas previas y mantenidas de información, educación y capacitación social para integrar en el imaginario de todos este tipo de familias, si no como algo frecuente, por lo menos como algo no extraordinario.

Cargando