Lo más leído

  • Se acerca el regreso del Pico y Placa a Bogotá
  • Durante un año comieron carne de burro los niños de colegios de Bucaramanga
  • Hombres armados hurtaron el banco popular al norte de Armenia
  • Prorrogan por seis meses calamidad pública en Cartagena
  • Docentes piden al ICFES no cobrar Pruebas Saber 11, en medio de crisis COVID
  • Trabajo sí hay, Sena y la selección para ocupar 700 vacantes del grupo UMA

El "cierre" del Gobierno de EE.UU. dejaría a los soldados sin salarios

añade detalles de rueda de prensa del interventor del Pentágono.

El "cierre" del Gobierno, que podría ocurrir el martes, si este fin de semana el Congreso no encuentra una vía para acordar un presupuesto provisional, dejarían a los soldados estadounidenses en todo el mundo sin pago de sus salarios, aunque seguirían desplegados. Según indicó hoy el Pentágono, los responsables del Departamento de Defensa se están preparando para reducir en lo posible el impacto de la falta de fondos, cuando comience el nuevo año fiscal el primero de octubre, debido a los desacuerdos en el Congreso. "El personal militar no será pagado hasta que el Congreso no ponga a disposición los fondos necesarios para compensarles por el servicio prestado", indicó el Pentágono. Del mismo modo, los empleados civiles contratados para labores de importancia por el Departamento de Defensa seguirán trabajando pero sin que sus nóminas sean abonadas, mientras que el resto se quedará en casa. Según el Pentágono, la falta de fondos no afectará a sus operaciones en Afganistán o en el dispositivo frente a Siria, en caso de que EE.UU. tuviera que optar por una acción militar, algo que parece no obstante descartado por el momento. El interventor del Departamento de Defensa, Robert Hale, confió en que el Congreso pueda conseguir un acuerdo presupuestario este fin de semana, aunque dijo que se deben preparar para una eventualidad que se agravaría si se prolonga, ya que perjudicaría seriamente a contratos privados de desarrollo militar. Alrededor de 1,4 millones de personas están incluidas como personal militar en activo, que solo recibirían su paga de manera retroactiva cuando el conflicto se solucionara. De los alrededor de 800.000 civiles en nómina del Departamento de Defensa, la mitad (unos 400.000) no recibirán sus pagas y no irán a trabajar. Para estos empleados civiles este "cierre" del gobierno se sumaría a la reducción de jornadas derivada de los recortes automáticos aplicados desde la primavera pasada, algo que para Hale es "un nuevo golpe a la moral", y que "afecta a su productividad". "A falta de presupuesto, solo se podrán autorizar gastos para actividades de protección de vidas y propiedades privadas", detalló Hale, algo que incluiría acciones bélicas, misiones de operaciones especiales o servicios de emergencia.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir