Guayabo: Después del pecado viene la penitencia

El síntoma principal es un profundo arrepentimiento con pronta fecha de vencimiento.

No lo niegue. Usted ha abierto los ojos con ganas de devolver el tiempo. Las risas y la música que todavía hacen “boom” en su cabeza no le simpatizan. Las cambiaría por una noche tranquila ‘canaleando’ en su televisor, o por un sueño reparador de ocho horas… Pero claro, el día anterior no pensaba lo mismo. Ni lo va a pensar en la próxima oportunidad que se le aparezca

No nos digamos mentiras. Usted ha dicho que no va a volver a tomar. Y la frase es tan cliché como falsa. Hacer promesas enguayabado es como protegerse después de un embarazo. A lo hecho, pecho

Tampoco se preocupe. Obviamente, usted no es la única persona que ha sentido ese dolor de cabeza, esa sensibilidad a la luz, esa sed que enloquece, ese mareo constante y una probable prevención a la comida. Por esa razón, así como los síntomas abruman, los remedios abundan

Su más reciente resaca seguramente no será la última. Así que tenga en cuenta dos consejos: modérese por salud y seguridad y, por si acaso, consulte un poco de este saber popular tuitero.

Cargando