Así fue el 'infierno' que vivieron 300 personas en 'amanecedero' del Restrepo, en Bogotá

Caracol Radio reconstruyó los hechos en los que seis personas murieron asfixiadas en un bar en el sur de Bogotá, al parecer por gases lanzados por la Policía.

Según testigos, entre 4 y 5 de la mañana, llegó la Policía al establecimiento registrado como club, ubicado en la Avenida Primero de Mayo con Carrera 13. La puerta del bar estaba cerrada y había unas 300 personas adentro bailando, cuando según las autoridades, el sitio tiene capacidad para unas 100 personas. La Policía hizo el llamado y los dueños no atendieron, por lo que, dicen los testigos, la Policía lanzó gases pimienta debajo de la puerta y ahí se formó el caos, según la dueña del club nocturno, Luz Marina de la Peña

“La Policía puso puesto fijo y comenzó a golpear la puerta y echar los gases debajo. La gente se empezó a asfixiar, yo abrí para que la gente saliera pero los policías no lo permitían, agredieron a las personas con choques eléctricos, los golpeaban. La gente gritaba que los dejaran salir, pero las autoridades los querían llevar a la UPJ. Ya cuando entró la Policía, rompieron las lámparas para que no grabaran con celular, también rompieron ventanas”, indicó la dueña del club nocturno

Otras personas que estaban dentro del club cuando ocurrieron los hechos, aseguran que las seis personas fallecieron asfixiadas afuera del establecimiento, justo cuando iban a ser trasladadas al hospital, “La gente murió afuera, todos nosotros salimos asfixiados. La policía nos daba duro, nos jalaba. No podíamos hablar o reaccionar por los gases”

Sobre las acusaciones de que los gases lanzados por la Policía habrían provocado la muerte de las seis personas, el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, General Luis Martínez, asegura que está en investigación si hubo abuso de fuerza de las autoridades y explicó los detalles que tiene hasta el momento sobre el fallecimiento por asfixia de las 5 mujeres y un hombre

“No permitieron la entrada de la Policía, algo produjo la activación de un gas que parece ser gas pimienta y eso generó la desbandada al interior. Las autoridades tenemos que ser muy transparentes. Si hubo excesos o abusos, el CTI los esclarecerá”, indicó el General Martínez

Por su parte, el secretario de Gobierno de Bogotá, Guillermo Alfonso Jaramillo, dijo que no se ocultará la información sobre los hechos, y que si hubo abuso de autoridad, deberán responder los policías que lanzaron los gases, “la Corte ha sido clara en que no puede haber uso desproporcionado de la fuerza pública y hay testimonios que dicen que hubo exceso, eso lo vamos a analizar, nada puede quedar oculto”

La Fiscalía recoge los testimonios de la Policía, la dueña del establecimiento nocturno, los testigos y vecinos del sector. Según el reporte preliminar hay dos personas heridas en centros asistenciales, una de ellas en grave estado de salud.

Cargando