¿Quien es Maximiliano Bonilla Orozco, alias ‘Valenciano’?

La policía lo señala como uno de los cabecillas de la banda criminal denominada La Oficina, dedicada al narcotráfico y al cobro de cuentas delincuenciales.

Maximiliano Bonilla Orozco, alias Valenciano, tiene 38 años. La policía lo señala como uno de los cabecillas de la banda criminal denominada 'La Oficina de Envigado', dedicada al narcotráfico y al cobro de cuentas delincuenciales, no sólo en Medellín y el Valle del Aburrá, sino en varias regiones del país

Alias 'Valenciano' está requerido en extradición por los Estados Unidos, cuyo gobierno emitió una orden de captura y el dos de mayo del año 2010 anunció una recompensa de cinco millones de dólares por información que permita su detención

Se le considera uno de los jefes de la banda criminal del narcotráfico, que en los últimos años ha mantenido una sangrienta guerra con el jefe de la otra agrupación de La Oficina, alias Sebastián, para lo cual ha reclutado a varios cabecillas de combos y bandas en el Valle del Aburrá, el bajo Cauca antioqueño, y parte del occidente de ese departamento

Se le reconocen aliados como Rubén Darío Moreno Urrego, alias Pichi Grande, quien creó la banda Los Mondongueros, que actúa en la comuna Nororiental de Medellín. Alias Pichi grande había huido a los Estados Unidos pero fue deportado por ese país el 28 de abril de 2010, y encarcelado en Colombia

La banda Los Mondongueros se dedica al sicariato en el Área metropolitana del valle del Aburrá y diferentes ciudades de Colombia, al cobro de extorsiones, ajustes de cuentas, hurto a usuario del sistema financiero, desplazamiento forzado, narcotráfico y microtráfico de sustancias alucinógenas

En los últimos meses se conoció que alias Valenciano se encontraba dedicado exclusivamente al narcotráfico, y por ello estaba en diálogos para lograr acuerdos con sus archienemigos y suspender los crímenes y los enfrentamientos en Medellín y el Aburrá

A estos enfrentamientos se le atribuye el elevado número de muertes violentas en Medellín

ClandestinoPese a tener en su contra una solicitud de extradición de los Estados Unidos, y de los antecedentes de otros cabecillas que negociaron y se entregaron a ese país, alias Valenciano nunca ha contemplado esa posibilidad y por ello mantiene su bajo perfil y la clandestinidad

En esas condiciones, alias Valenciano desató una guerra contra sus antiguos socios en La Oficina para mantener el poder de esa banda criminal y de los grupos que los secundan, entre ellos Carlos Esneider Quintero, alias el Gomelo, cabecilla de Los Mondongueros, quien tiene cédula venezolana, como también Gustavo Álvarez Téllez, alias el Gordo Tavo, considerado uno de los más cercanos a alias Valenciano

SociosOtros socios de Alias Valenciano son Félix Alberto Isaza Sánchez, alias Beto, quien resultó gravemente herido el 20 de abril del año 2000, por lo que se le conoce como El Mocho; Carlos Esnéider Quintero Galvis, alias Esnéider, el Gomelo, Fercho o el Costeño, también vinculado como uno de los cabecillas de los Mondongueros

Las informaciones sobre su vida destacan que cuando Maximiliano Bonilla tenía 13 años, en 1985 su padre fue asesinado en Medellín, y desde entonces fue adoptado por Diego Murillo Bejarano, alias Don Berna, el jefe de su papá, quien además encabezaba la banda de sicarios La Terraza, dedicada a las actividades criminales al mejor postor

Durante su adolescencia también se dedicó a trabajar al lado de don Berna, y según los investigadores “antes de cumplir los 15 años se había convertido en uno de los más efectivos, letales y consentidos sicarios de 'Don Berna'. Desde hace más de 20 años, se ha mantenido en sus actividades delincuenciales, gran parte de ellos en la clandestinidad, luego de la extradición de alias don Berna a los Estados Unidos, donde enfrenta un proceso por narcotráfico

Alias Valenciano es uno de los pocos sicarios que aún está vivo tras haber mantenido su grupo delincuencial y hacerse al control de una de las facciones de La Oficina, y se le considera el responsable de la escalada criminal en Medellín, el valle del Aburrá, gran parte de Antioquia y otras zonas del país, como en Córdoba y distintos lugares de la Costa Atlántica, como Barranquilla, Santa Marta, Cartagena y Montería

A sangre y fuego, con el secuestro y asesinato de muchos de sus enemigos, o aliados del bando de alias Sebastián, ha logrado consolidarse como el nuevo jefe del narcotráfico en Colombia, mediante el control del negocio de las drogas ilícitas, los territorios, las rutas y el microtráfico que antes controlaban los paramilitares extraditados a Estados Unidos o presos en distintas cárceles

Los analistas e investigadores destacan que siempre ha sido de bajo perfil y poco conocido para la ciudadanía pero muy reconocido por las autoridades por su estela criminal

“Desde la época de terror de alias don Berna, Valenciano siempre estuvo en la línea de sucesión del ahora extraditado jefe de la Oficina de Envigado”, destacan los estudios de la situación de violencia en Medellín. Herederos Don BernaLuego de la desmovilización y extradición de Diego Fernando Bejarano, alias don Berna, a principios de 2007, las bandas y combos delincuenciales de La Oficina fueron controlados y orientados por alias Danielito, Rogelio y alias Yiyo, entre otros, mientras que Valenciano permaneció al lado de ellos. Esa extradición llevó a que los principales cabecillas de La ‘Oficina, se consideraran herederos de alias don Berna. Entre ellos figuraban Gustavo Upegui, Carlos Mario Aguilar, alias Rogelio; Daniel Rendón, Danielito; Mauricio Cardona López, alias Yiyo; Francisco Iván Cifuentes, alias Pacho Cifuentes, y Fabio León Vélez, alias Nito. Pero en los últimos tres años algunos fueron asesinados, otros se entregaron a la justicia norteamericana y algunos fueron capturados y extraditados, todo lo cual le despejó el camino a Valenciano para apoderarse de La Oficina

La Policía asegura que luego de las desmovilizaciones de los grupos paramilitares, y la extradición de sus cabecillas, alias Valenciano' pasó a controlar los territorios del narcotráfico donde actuaban las Autodefensas, como en La Guajira, Magdalena, Bolívar y Atlántico. También se le acusa de haberse apropiado de tierras y rutas de Los Mellizos, en Córdoba, y Urabá, en Antioquia, que también estaban en poder de alias don Mario. Para esta estrategia, también sometió o se alió con otras bandas en diversos lugares de Medellín y Antioquia, como el caso de las agrupaciones criminales que operan en la Comuna Trece, o en los corregimientos San Antonio de Prado y San Cristóbal, ambos de la capital antioqueña

La Policía de Medellín asegura que alias Valenciano tiene control sobre varias peligrosas bandas criminales de la Comuna Trece de Medellín, entre ellas La Divisa, que sostiene una guerra contra las bandas aliadas de Sebastián.

Cargando