Israel será pronto destruido por el Hezbolá, afirma responsable iraní

El jefe de los Guardianes de la Revolución iraní, el general Mohammad Ali Jafari, predijo la próxima "destrucción" de Israel por el Hezbolá libanés, informó el lunes la agencia iraní Fars.

El jefe de los Guardianes de la Revolución iraní, el general Mohammad Ali Jafari, predijo la próxima "destrucción" de Israel por el Hezbolá libanés, informó el lunes la agencia iraní Fars.

"En un futuro próximo, asistiremos a la destrucción del microbio canceroso de Israel por las potentes manos de los combatientes del Hezbolá", afirmó el general Jafari, que dirige el ejército ideológico del régimen iraní.

Ali Jafari incluyó esas amenazas en un mensaje de "condolencias por el martirio de Imad Mughnieh", dirigido al jefe del Hezbolá chiita Hassan Nasralá.

Mughnieh, jefe de operativos armados del Hezbolá, murió el 12 de febrero en un atentado con coche bomba en Damasco.

"El martirio de ese combatiente querido y devoto reforzará sin lugar a dudas la determinación de todos los musulmanes revolucionarios, en particular los que combaten (...) al régimen sionista", agregó.

Según el general Jafari, en los territorios libanés y palestino se "formarán cientos y miles de Imad".

Imad Mughnieh era buscado desde hacía unos 20 años por Interpol, Estados Unidos e Israel por una serie de atentados y secuestros.

La semana pasada, el ministro sirio de Relaciones Exteriores, Walid Muallem, declaró que en breve su país presentará "pruebas tangibles" sobre los autores del asesinato de Imad Mughnieh, sin acusar a nadie en particular.

El Hezbolá e Irán acusaron a Israel, que desmintió estar involucrado en ese hecho.

"Israel no tiene ilusión alguna sobre las intenciones reales" de Irán, sostuvo el lunes el portavoz del primer ministro israelí Ehud Olmert, refiriéndose a las declaraciones del general Jafari.

"Nosotros no tenemos ninguna ilusión sobre las intenciones reales del régimen de Teherán y sobre su agenda extremista", dijo a la AFP Mark Regev.

Otro portavoz gubernamental dijo que "semejantes afirmaciones no merecen una reacción de Israel".

Cargando