Por errores de trámite, la Corte Constitucional tumba la ley forestal

La Corte Constitucional tumbó la Ley Forestal, porque fue aprobada por el Congreso de la República sin haber consultado a las comunidades indígenas y afrodescendientes del país.

La Corte Constitucional tumbó la Ley Forestal, porque fue aprobada por el Congreso de la República sin haber consultado a las comunidades indígenas y afrodescendientes del país.

La norma fue aprobada en diciembre de 2005, y en contra de su aprobación se pronunciaron varias organizaciones políticas y sociales, porque permitía la explotación de árboles en las áreas de los bosques naturales.

El senador Gustavo Petro advirtió en su momento que la ley favorecía a los grupos paramilitares, porque permitía la tala de árboles en bosques nativos, particularmente en áreas dominadas por las autodefensas, como el Urabá chocoano.

La polémica originada por la aprobación de la Ley Forestal incluso llevó a que el ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, a denunciar al senador Petro ante la Corte Suprema de Justicia, por los delitos de injuria y calumnia.

Según el ministro, Gustavo Petro lo había acusado a él y al presidente Álvaro Uribe de ser paramilitares, durante el último debate de la Ley Forestal en el Congreso.

Con esta decisión, la Ley sale completamente del ordenamiento jurídico colombiano, y para su aprobación, el Congreso está obligado a tramitar una nueva iniciativa, pero haciendo las consultas respectivas a las comunidades autóctonas.

Cargando