Ex secretario de Estado Colin Powell, dice que EEUU "está perdiendo" la guerra en Irak

El ex secretario de Estado de EEUU Colin Powell afirmó hoy que la situación en Irak es "grave y sigue deteriorándose", y que su país va perdiendo en el conflicto armado en ese país. "Lo que ocurre en Irak es una guerra civil; nada indica que (la situación) vaya a mejorar", dijo Powell al programa "Face de Nation" de la cadena CBS de televisión.

El ex secretario de Estado de EEUU Colin Powell afirmó hoy que la situación en Irak es "grave y sigue deteriorándose", y que su país va perdiendo en el conflicto armado en ese país. "Lo que ocurre en Irak es una guerra civil; nada indica que (la situación) vaya a mejorar", dijo Powell al programa "Face de Nation" de la cadena CBS de televisión.

Powell fue el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos durante la Primera Guerra del Golfo en 1991 en la Administración del presidente George H.W. Bush (padre), y secretario de Estado en la de su hijo George W. Bush cuando EEUU invadió Irak en marzo del 2003.

"La intervención en Irak ha tenido tres fases", añadió. "En la primera, la marcha hasta Bagdad, las cosas fueron muy bien. Pero luego ocurrió el desorden, la falta de autoridad, y EEUU como potencia ocupante tuvo la responsabilidad del gobierno, pero no pusimos las tropas suficientes para esa tarea".

La tercera fase, según Powell, la inició la destrucción en febrero pasado de la mezquita Al Askari, en Samarra, un santuario para los musulmanes chiíes que forman la mayoría de la población en Irak.

"Desde entonces lo que ha habido es violencia entre sectas, entre comunidades, una guerra civil en la cual no veo cómo el Ejército de EEUU pueda desempeñar un papel útil", dijo Powell.

El general retirado expresó su escepticismo ante las propuestas para que la Administración Bush envíe de 10.000 a 20.000 soldados adicionales a Irak para que ayuden a consolidar el gobierno del primer ministro Nuri Al Maliki.

"Ya hemos probado estos incrementos de fuerzas, y dan un resultado pasajero y en zonas limitadas", dijo Powell. "Antes de que se envíen más tropas debemos definir cuál será su misión".

Powell dijo que está de acuerdo con la opinión del jefe del Ejército, general Peter Schoomaker, quien la semana pasada advirtió al Congreso que esa arma necesita más recursos y un incremento en su contingente autorizado.

El contingente autorizado es el número máximo de tropas que autoriza el Congreso para las diferentes ramas de las fuerzas armadas de Estados Unidos.

El Congreso ha autorizado que el ejército tenga 500.000 soldados, la marina de guerra 375.000 soldados, la infantería de marina 178.000 y la fuerza aérea 372.000.

Tanto Schoomaker como Powell opinan que el Congreso debería autorizar un incremento del contingente autorizado, de manera que en el caso específico del ejército y la infantería de marina se puedan contratar a más soldados profesionales.

"El Ejército está casi al borde de la quiebra", señaló Powell.

"No tiene equipo suficiente, ni renovación de equipos. No tiene soldados suficientes para las tareas que de él se esperan. Ni el Ejército ni la Infantería de Marina tienen tropas suficientes si han de cumplir las misiones que se les encomiendan", dijo.

"Por otra parte la adición de 10.000 ó 20.000 soldados en Irak no harán mucha diferencia por mucho tiempo", añadió. "La victoria, como quiera que se la defina, está en manos de los iraquíes, del gobierno de Irak".

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir