La pérdida de los arrecifes de coral es 20 veces más rápida que la de los bosques tropicales

Los arrecifes de coral desaparecen por el cambio climático veinte veces más rápido que los bosques tropicales, según el presidente de la Sociedad Americana de Oceanografía y Limnología, el portugués Carlos Duarte.

Los arrecifes de coral desaparecen por el cambio climático veinte veces más rápido que los bosques tropicales, según el presidente de la Sociedad Americana de Oceanografía y Limnología, el portugués Carlos Duarte.

Los últimos datos en poder de Duarte señalan que la tasa de pérdida de arrecifes se sitúa en torno al 9 por ciento anual y que entre 2010 y 2020 las masas coralíferas estarán afectadas mayoritariamente por la enfermedad del "blaqueamiento", causada por el aumento de temperaturas de las aguas.

Si el agua supera los 29 grados centígrados, los corales sufren "estrés térmico" y expulsan zooxantelas, unas algas microscópicas que aportan alimento y contribuyen a su vivo colorido, una pérdida que si no se restaura puede producir su muerte.

Duarte advirtió, en una entrevista con EFE, de que los efectos del cambio climático son incluso mayores en otros ecosistemas marinos como los bosques de manglar, que registran una tasa de pérdida anual del 2 por ciento; las marismas, con un 1 por ciento, y las praderas submarinas, con una tasa entre el 2 y el 5 por ciento.

Las praderas submarinas se están perdiendo sobre todo en el Mediterráneo, donde, según este investigador, se ha producido un cambio en la sobrepesca que ha desencadenado un desplazamiento de la cadena trófica de peces a medusas y organismos gelatinosos.

La pesca de grandes depredadores como los atunes, señaló, ha desencadenado que los océanos se llenen de medusas, que una vez instaladas depredan larvas de peces atentando con ello a los esfuerzos de recuperación de los stocks.

Para el biólogo portugués, otro de los hábitats oceánicos más afectado es el polar, especialmente el Artico, "donde ha comenzado a perderse la cobertura de hielo y se están produciendo ya cambios en la circulación de las corrientes marinas".

Según un estudio de científicos canadienses y estadounidenses difundido esta semana, para el año 2040 la capa de hielo perpetua que cubre el Artico podría haber desaparecido.

En opinión de Duarte, que trabaja en el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA) del archipiélago español de Baleares, estos cálculos son "conservadores", ya que la pérdida de esta capa podría producirse "incluso antes", dañando seriamente a la biodiversidad de la fauna ártica.

"Cuando desaparezca el hielo, el océano absorberá grandes cantidades de radiación ultravioleta y esta absorción será tal que se acelerará el calentamiento global en el resto del planeta", vaticinó el presidente de la Sociedad Americana de Oceanografía y Limnología.

En general, dijo, se ha producido un deterioro de la calidad del agua debido a los vertidos agrícolas, industriales y urbanos, que causan eutrofización, es decir, exceso de nutrientes y materia orgánica e hipoxia (reducción en las cantidades de oxígeno).

No obstante, remarcó, los esfuerzos internacionales para proteger los océanos están muy por detrás de las medidas para preservar la biodiversidad terrestre.

Duarte abogó por comenzar una "era de exploración oceanográfica", ya que, según las previsiones del investigador, el mar aportará en un futuro la primera fuente de energía y alimento de la que eventualmente dependeremos todos.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir