En Sincelejo serán las honras fúnebres de las siamesas unidas por el abdomen

Ante la falta de ayuda para ser trasladadas por avión a la ciudad de Sincelejo, las pequeñas siamesas Wendy y Kendy, unidas por el abdomen, deberán ahora afrontar un largo viaje por carretera desde Bogotá para reunirse con sus seres queridos

Ante la falta de ayuda para ser trasladadas por avión a la ciudad de Sincelejo, las pequeñas siamesas Wendy y Kendy, unidas por el abdomen, deberán ahora afrontar un largo viaje por carretera desde Bogotá para reunirse con sus seres queridos.

Las niñas Wendy y Kendy nacieron en Sincelejo el 11 de diciembre de 2005. Ante la imposibilidad de ser atendidas en esa ciudad tuvieron que ser trasladadas a Bogotá, en donde fallecieron a causa de graves infecciones y serias malformaciones en varios órganos de sus cuerpos.

Irene Teherán, abuela de Wendy y Kendy, dijo a Caracol Radio que salvarles la vida fue una lucha que siempre estuvo perdida. Expresó que se tenía la esperanza de salvar a por lo menos una de ellas pero no se pudo.

La madre de las pequeñas siamesas es una niña desplazada de tan sólo 15 años de edad, quien vive en el barrio Villa Katy, de Sincelejo.

La abuela de las siamesas hizo un llamado al gobierno nacional para que le ayuden a su hija a terminar el bachillerato.

Cargando