Villar afronta el Mundial entre la ilusión y la cautela

Angel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), aseguró que tiene una gran ilusión depositada en la actuación de la selección nacional en el Mundial 2002 de Corea del Sur y Japón, pero también resaltó que lograr el título es "tremendamente complicado".

MADRID.---- Angel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), aseguró que tiene una gran ilusión depositada en la actuación de la selección nacional en el Mundial 2002 de Corea del Sur y Japón, pero también resaltó que lograr el título es "tremendamente complicado".

"Para este nuevo año nuestro deseo es ser campeones mundiales, pero la realidad puede ser otra, porque es muy difícil. Somos el séptimo equipo en la historia de los Mundiales, detrás de grandes potencias. Deseamos ganar, pero es muy difícil, y sé lo que digo porque sé lo que es salir un campo a jugar", dijo Villar en su alocución en el almuerzo de Navidades con los representantes de los medios informativos.

El presidente de la RFEF instó a los medios de comunicación a que contribuyeran a "renovar la ilusión" en la selección nacional ante su participación en el Mundial y valoró el potencial de los rivales que tendrá España en la primera fase, Eslovenia, Paraguay y Suráfrica.

Villar hizo un repaso al 2001 futbolístico, que calificó de un "año muy intenso con buenos resultados para el fútbol español" tanto en el aspecto de las distintas selecciones como en cuanto a los clubes.

Por ello, insistió en que España se había clasificado "brillantemente" para el Mundial y comentó que tenía la sensación de que no se le daba "el valor que tiene". "Se le dará el valor cuando no se tenga, como ocurre con la salud", dijo.

Opinó que el hecho de haber sido cabeza de serie en el sorteo del pasado día 1 en Busan (por segunda vez en la historia tras Francia'98) deportivamente no tiene una excesiva importancia, pero sí como reconocimiento a los resultados conseguidos en los últimos años y que por ello le concedía un gran mérito.

Felicitó al jugador Raúl González por los galardones obtenidos de la FIFA y la revista francesa 'France Football' y por sus manifestaciones de que quería seguir sirviendo al Real Madrid y el fútbol español. Indicó que el madrileño era un "futbolista extraordinario, uno de los mejores del mundo".

Villar también resaltó el título continental sub'16 y la clasificación para el Mundial de Trinidad y Tobago, donde "no se hizo buen campeonato", la actuación de otras selecciones inferiores, y los éxitos de la de fútbol sala con su victoria en el Europeo y en el Trofeo de Singapur.

Sobre los clubes, recordó que el Alavés y el Valencia habían disputado las finales de la Copa de la UEFA y la Liga de Campeones, respectivamente.

Calificó de "histórica" y "extraordinaria" la final de la UEFA en la que el Alavés perdió por penaltis con el Liverpool y alabó la clasificación del Valencia para la final de la Liga de Campeones por segundo año consecutivo.

Se congratuló de que técnicos españoles hubieran llevado al Alavés (José Manuel Esnal "Mané") a dicha final y al Real Madrid (Vicente del Bosque) y al Zaragoza (Luis Costa) a los títulos de Liga y Copa del Rey, de la concesión del título de mejor club del siglo al Real y del nivel del arbitraje español con diez colegiados con escarapela FIFA.

Villar confió en que para verano u otoño de 2002 pueda estar en marcha la nueva sede de la RFEF, la 'Ciudad del Fútbol' en la localidad madrileña de Las Rozas, actualmente en construcción.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir