Lo más leído

  • “Me haces suspirar”: Carmen Villalobos encantó con su pequeño bikini
  • “Lindo paisaje”, le escribieron a Marcela Reyes por foto de su cola
  • Las 5 predicciones de Los Simpson que podrían hacerse realidad en 2021
  • “Qué bello lunar”, le dijeron a ‘la hinchada’ por foto sin mucha ropa
  • Este domingo más de 60 barrios de Cartagena y Turbaco no tendrán energía
  • Capturado hombre que abusó a una joven de 18 años en Bucaramanga

Hoy es noticia

Más temas
Hora 20

¿A qué se debe la baja afluencia de personas en la movilización del 21O?

Panelistas creen que factores como la reactivación de la economía; la pandemia y que el gobierno haya cumplido en algunos temas ha incidido

En Hora 20 un debate para analizar una nueva jornada de protesta social en el país; de los reclamos de los manifestantes; la respuesta del gobierno y de un diálogo, que parece por ahora no llegar. También un análisis de la incidencia del regreso de la minga indígena al Cauca; del mensaje del papa Francisco sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo y, por último, una mirada a la violencia en contra de líderes de la Colombia Humana.

Con pitos, arengas, reclamos y cantos se desarrolló una nueva jornada de movilización social en el país; esta vez en un escenario en el que confluyeron los convocantes al paro nacional a través del Comité del Paro y la minga indígena, que a pesar de partir esta mañana hacia el Cauca, también hizo presencia en la movilización, que 11 meses después del 21N parece tener todavía fuerza, pero no la misma de hace casi un año, lo que podría ser una paradoja ante las exigencias de hoy que podrían ser mayores a las de ocasiones anteriores. Las marchas en 20 ciudades del país, las cuales este miércoles estrenaban un protocolo exprés que contó con el acompañamiento de la Defensoría del Pueblo, se desarrollaron en total tranquilidad en todo el país; no hubo ni violencia policial, ni actos vandálicos, componentes casi recurrentes en las movilizaciones sociales.

No obstante, aunque el panorama fue positivo en las calles, en materia de peticiones, exigencias y diálogo la situación parece estancada y un libreto aprendido. Por el lado del Comité del Paro, el cual reúne varios sindicatos como Fecode, estudiantes, centrales obreras y campesinos lanzó un “Pliego de Emergencia” el cual a través de siete puntos hace reclamos en matera de renta básica; garantías para los profesores; garantías para los estudiantes, entre otros temas, la mayoría correspondientes al pliego de 135 puntos que entregó el mismo Comité hace casi un año. Aunque la mayoría de las exigencias son legítimas y hay preocupación por parte de algunos sectores por la profundización de la desigualdad, el gobierno repite su discurso: que están dispuestos al diálogo y que han cumplido. Pues desde el Gobierno se ha dicho que durante la Conversación Nacional se lograron algunos puntos y que se ha cumplido con lo acordado, y en cuanto al pliego de 135 puntos, el director del DAPRE dijo hace poco que el 40 por ciento estaba implementado y el 20 por ciento no era negociable.

Lo que dicen los panelistas

Francisco Bernate, abogado penalista, profesor universitario y director de la Hora Judicial UR, comentó que las movilizaciones no fueron masivamente concurridas, pero que en términos de participación por parte de los sectores sociales sí hubo masiva concurrencia. En cuanto a los motivos por los cuales se dio una ausencia de encapuchados y violencia, sostiene que esto no obedece a un cambio cultural y que posiblemente vuelvan ante nuevas movilizaciones.

Para Bernate, las declaraciones sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo confirman la actitud disruptiva del papa Francisco, “lo que podría permitir más la apertura de la iglesia católica”, y apuntó que este anuncio puede generar polémica en los sectores más conservadores de la Iglesia.

Natalia Ángel, abogada constitucionalista y profesora universitaria, advirtió que la presencia de la minga indígena pudo haber tenido incidencia para que se desarrollara una protesta pacífica en el marco de una nueva jornada de paro nacional. No obstante, dijo que el balance no es positivo en cuanto al diálogo entre manifestantes y gobierno, pues cree que este ha cerrado la puerta al diálogo amplio con varios sectores, que según la abogada tiene reclamos legítimos.

En cuanto a las nuevas manifestaciones del papa Francisco, señaló que obedecen a una apertura del Vaticano hacia el futuro y pensando en las nuevas generaciones al intentar ponerse en sintonía con la situación por la que atraviesa la sociedad actual. Agregó que el anuncio de Francisco supone una visión más progresista si se compara con la de otros papas.

Para Juan Pablo Estrada, abogado y profesor universitario, la manifestación de este 21 de octubre no es comparable con otras convocatorias en términos de asistencia masiva, pues cree que esta baja afluencia estaría relacionada con un entendimiento por parte de la sociedad de los peligros de contagio de COVID-19 durante la manifestación. Sobre la ausencia de los llamados “capuchos”, comentó que quedan varios interrogantes “queda la sensación que si la marcha no era multitudinaria ¿no valía la pena infiltrarla? O ¿los que la infiltran tenían temor a la violencia policial o a ser capturados ante baja afluencia.”

En cuanto a la minga y su presencia en Bogotá, advirtió que el Gobierno queda muy mal parado ante negativas como la del consejero Ceballos. Agregó que se desaprovechó la oportunidad de que se escuchara a los indígenas, pues cree que nadie ha dicho que oírlos iba a implicar concesiones y que por el contrario si se hubiera dado la reunión, quedaría la sensación de que se gobierna para todos.

Para Andrés Forero, concejal de Bogotá, es de celebrar la ausencia de actos vandálicos, pero que en general considera que no es el momento para convocar a manifestaciones ante la pandemia, incluso dijo que no ve necesario restringir el derecho a la protesta, pero que sí se debe ser garantista de otros derechos que tienen los ciudadanos. Al paso, criticó que la alcaldesa Claudia López, hace algunos meses decía que no se podía marchar y al mismo tiempo restringía derechos al trabajo “si se permitía marchar todos los días, también se debería permitir que la gente vaya a trabajar”, concluyó.

Sobre la declaración del papa Francisco, comentó que no ve un cambio de opinión del papa en esa expresión, pues cree que ha sido consistente con su línea de que todos son hijos de Dios y que él no tiene por qué juzgar a las personas por sus orientaciones. También planteó que no cree que el papa haga este tipo de declaraciones en función de tener recepción en las personas, pues señala que lo hace por un mensaje de amor.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir