¿Qué hacer cuando los hijos pelean?

Aparentemente, es normal que mientras los niños son pequeños se peleen y luego de unos minutos se reconcilien.

Si bien es cierto, algo que preocupa a los padres es que sus hijos se peleen y no creen un vínculo de hermandad desde pequeños, sin embargo, puede ser normal que los niños se peleen entre sí. En esa edad los niños pasan gran parte del tiempo juntos, algo que les “obliga” a aprender a compartir, incluso la atención de los padres.


Es importante que como padre y al ser testigo de la situación, identifique con objetividad el porqué los niños pelearon. Preste atención a cada uno de ellos y hágales entender que en ese momento se está portando mal, pero que eso no significa que sea malo, dedíqueles más tiempo y atención y permita que cada uno de su punto de vista, no caída en el error de hacer sentir a uno como el malo y al otro como el bueno, hágales caer en cuenta que ambos cometieron un error y que esa no es la forma correcta de solucionar un problema.


Evite entrar en comparación con los niños, reparta equitativamente su atención hacia ellos, en dado caso, si hay una pelea, es necesario que como padre los tranquilice y con la mayor calma posible, les permita dar sus razones, enséñeles que deben tener en cuenta los sentimientos del otro y hágales sentirse acompañados y apoyados así se hayan portado mal.

Para más información escuche la entrevista completa con Pablo Monsalve, director del área de prevención de colectivo aquí y ahora.

Cargando