#ParoNacional Por primera vez Transmilenio deja de operar por falta de condiciones de seguridad y de infraestructura

El uso de anestésicos empeora el cáncer de mama, ¿mito o realidad?

De acuerdo con el Instituto Nacional de Cancerología el cáncer de mama en Colombia es la principal causa de mortalidad oncológica en las mujeres.

A nivel mundial el control del cáncer de mama se ha convertido en un objetivo fundamental para la salud pública, por esta razón, la Organización Mundial de la Salud declaró el 19 de octubre como el día internacional de la lucha contra el cáncer de mama. La enfermedad registra actualmente 7000 casos nuevos al año según el informe “El cáncer de mama: un problema creciente en Colombia” del Instituto Nacional de Cancerología, y cobra cada año en Colombia la vida de aproximadamente 2500 mujeres según informes de la misma entidad; sin embargo, hoy día su diagnóstico no es sinónimo de muerte, sino de lucha, fortaleza, unidad y vida, como lo afirma el doctor Diego Fernando Corso, especialista en cirugía de mama.

Es importante destacar que existen varios tipos de cáncer de mama, algunos se originan propiamente en la glándula mamaria –que es lo más frecuente-, otros se originan en estructuras aledañas como (los vasos linfáticos) y hay otros, menos frecuentes, que corresponden a enfermedad metastásica.

De acuerdo con el doctor Corso, si un cáncer de mama es detectado en estadios tempranos de la enfermedad, la probabilidad que una mujer sobreviva y se recupere es del 95%, de ahí la importancia de una detección oportuna, que es el objetivo principal de las diferentes campañas a nivel mundial; en las cuales se resalta el papel fundamental de la mujer en su autocuidado.

Ahora bien, alrededor de la enfermedad existen varios mitos y uno de ellos es que el uso de anestésicos podría impactar negativamente en la enfermedad, o incluso llevar a recaídas de la misma, pero ¿qué tan cierto es esto?

Según la doctora María Fernanda Rojas, anestesióloga, especialista en anestesia regional y miembro de la Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación, en intervenciones quirúrgicas para cáncer de mama existen dos tipos de anestesia: general y regional. La anestesia general puede llegar a comprometer las defensas de una mujer con cáncer de mama pues el uso de algunos fármacos como los opioides pueden alterar el sistema inmunológico y de esta manera influir de manera indirecta en el comportamiento de la enfermedad; esa es la razón por la que la tendencia es disminuir todos esos fármacos que puedan potencializar y alterar el sistema inmune; pero realmente no existe una relación directa entre el uso de anestesia y la propagación de la enfermedad o su reaparición una vez resuelta, comenta la especialista.

Por otro lado, cerca del 60% de las pacientes sufren de dolor postoperatorio, si el dolor persiste por más de tres meses, se considera que es un dolor crónico y debe ser tratado de manera multidisciplinaria como lo afirma la doctora Rojas: “hay una cosa muy preocupante adicional a la expansión del cáncer y es la incidencia del dolor crónico postquirúrgico, que tristemente es muy alta en cáncer de mama. El manejo analgésico debería ser multimodal, que consiste en la combinación de fármacos y vía de administración para obtener una analgesia eficaz con menores efectos secundarios”.

De acuerdo con la anestesióloga, con el fin de manejar el dolor durante la cirugía “el uso de la anestesia depende de la clase y magnitud de la extensión quirúrgica, pero básicamente la tendencia actual es usar la combinación de anestesia general y regional para tener un manejo óptimo del dolor, disminuyendo el uso de fármacos que alteren el sistema inmune como los opioides y puedan generar una propagación de las células malignas en otros órganos” explica.

Por esta razón es importante que antes de una cirugía de cáncer de mama la paciente asista a una consulta preanestésica, con el fin de que el anestesiólogo analice las condiciones particulares de la paciente y con ello, planee el tipo de anestesia a utilizar, los medicamentos a usar y las técnicas que se emplearán para que la paciente esté estable y sin dolor.

Por otra parte, la doctora Rojas afirma que el estrés quirúrgico puede ser otro factor que altere el sistema inmunológico, por lo cual se recomienda que la paciente cuente con un manejo nutricional adecuado, apoyo psicológico y familiar permanente.

Como afirma el doctor Diego Fernando Corso, aunque sólo el 5% del cáncer de mama tiene un origen genético y en la mayoría de casos no es posible determinar la causa, un diagnóstico oportuno mejora el pronóstico y la sobrevida de las pacientes, por ello, muchos especialistas recomiendan realizar el autoexamen de manera periódica, mantener un estilo de vida saludable procurando realizar actividad física regular, mantener una dieta balanceada y evitar el sobrepeso, el consumo de alcohol y de tabaco.

 

 

Cargando