Un mural hecho con sangre humana

La violencia inspiró a un joven a pintar un halcón en una de las paredes de un colegio en el Valle del Cauca.

El vallecaucano Julian Castillo, se dio a conocer en el 2017 cuando obtuvo el Guiness Record por la creación del mural más grande del mundo hecho con lápiz de gafito. La obra mide tres metros de alto por 100 de ancho y está ubicada en una finca de Roldanillo, Valle del Cauca, su ciudad natal.

Lea también: Great Place to Study

Este año, Castillo se dio a la tarea de hacer un mural, pero esta vez con sangre humana. Su gran inspiración fue las muertes y la violencia que ocurría en su territorio. Para su elaboración el liquido fue obtenido por varias personas en especial tatuados de manera voluntaria le donaron y se recolecto más de dos litros de sangre para la creación del mural. El proceso de creación duro dos meses.

El mural, representa un halcón de tres metros y está pintado al exterior del colegio Belisario Peña Piñero de Roldanillo.

 

 

Cargando