ASMA

Conozca todo lo que debe saber sobre esta enfermedad pulmonar

¿Qué es el asma?

 El asma es una enfermedad crónica frecuente y potencialmente grave que provoca síntomas respiratorios, limitación de la actividad y exacerbaciones (crisis o ataques), que en ocasiones requieren asistencia médica urgente y pueden ser mortales.

 La enfermedad causa síntomas tales como sibilancias, dificultad respiratoria, opresión torácica y tos.i Estos síntomas se asocian a un flujo de aire espiratorio variable, es decir, dificultad para expulsar el aire de los pulmones debido a que inflama y estrecha las vías respiratorias.i

 Esta patología no se cura, pero de acuerdo con la OMS, con un diagnóstico y tratamiento adecuado y la educación de paciente, se puede lograr un buen control de la enfermedad.vi

 

Factores de riesgo

 Los principales factores de riesgo son las sustancias que se pueden inhalar y provocan reacciones alérgicas o irritan las vías respiratorias. Estos incluyen alérgenos domésticos o laborales (por ejemplo, ácaros del polvo doméstico, polen o cucarachas), humo del tabaco, ejercicio y estrés.i

 El asma tiene un impacto considerable en cuanto a costos médicos, tanto directos como indirectos, y éstos se incrementan cuando la condición es mal controlada. 

 

El Asma en cifras

Se estima que alrededor de 334 millones de personas en el mundo tienen asma, aunque esta cifra podría ser mayor ya que la enfermedad es sub-diagnosticada y sub-tratada.

Según la Guía Integral del manejo del asma de la Asociación Colombiana de Neumología Pediátrica, el 10.4% de la población colombiana sufre de asma.

Las muertes por asma aumentarán en casi un 20% en los próximos 10 años si no se toman medidas urgentes.

 

Tratamiento y control

 

El asma es una enfermedad crónica que, a pesar de ser incurable, se puede controlar.

Cuando el asma está bien controlada, los pacientes pueden.

 

  • Evitar síntomas molestos durante el día y durante la noche.
  • Necesitar poca o ninguna medicación sintomática.
  • Llevar una vida productiva y físicamente activa.
  • Tener una función pulmonar normal o casi normal.
  • Evitar las exacerbaciones (crisis o ataques) asmáticas graves.

 

El tratamiento del asma puede incluir medicamentos administrados por vía inhalatoria que se clasifican en: aliviadores o rescatadores, para proveer alivio en un ataque de asma y controladores, para el tratamiento continuo de la enfermedad. Sin embargo, la mala adherencia al tratamiento es un factor clave en la falta de control del asma.

 

Pacientes con síntomas persistentes deben tomar diariamente medicamentos a largo plazo para controlar la inflamación, prevenir los síntomas y las exacerbaciones de la enfermedad. Además, la colaboración entre el paciente, los profesionales de salud y el seguimiento de las indicaciones del médico tratante, también son clave para lograr un manejo efectivo del asma.

 

Según la OMS, aunque el asma no presenta índices de mortalidad a la misma escala que otras enfermedades crónicas, puede ser mortal si no se utilizan los medicamentos adecuados o no se cumple el tratamiento prescrito.

 

 

 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir