Extranjeros

Abogado asumió la defensa del holandés para evitar su expulsión del país

El ciudadano holandés está implicado en un supuesto caso de exhibicionismo en Provenza.

Viernes 8 de octubre /

El pasado fin de semana quedó registrado en las redes sociales el momento en el que un hombre de nacionalidad extranjera caminaba por el barrio Provenza de El Poblado, con una mujer en lencería, quien sería su novia, y con una correa atada al cuello. La versión de los implicados sostiene que iban para una fiesta de disfraces.

Días después se conoció que el caso se trataba de Aleja Torres, una modelo webcam, y su novio Patrick Slurick a quien el alcalde pidió su expulsión del país por supuesta muestra de exhibicionismo. La mujer, Aleja Torres, señaló que un abogado asumió el caso en defensa del ciudadano holandés para evitar una aparente deportación.

"Él ha estado un poco consternado y aburrido porque es un empresario y la noticia ya escaló hasta Holanda, por lo que se ha visto afectado con su empresa y empleados. Ha sido muy difícil hacerle entender a ellos la situación, pero ya es algo que de a poco irá saliendo a la luz y ya se irá organizando todo", planteó la ciudadana.

Lea también:

La mujer que trabaja en la elaboración de contenido audiovisual para adultos, pidió excusas a las personas que se sintieron ofendidas por este hecho y manifestó además, que el alcalde Daniel Quintero estaba descontextualizado y tampoco le compete expulsar a su novio holandés Patrick Slurick.

"No esperaba que todo el mundo reaccionara igual y a las personas que no estuvieron de acuerdo con este tipo de actos les he presentado disculpas. Ojalá el alcalde se pronunciara porque nunca obtuvo las dos versiones y emitió muchas acusaciones, además de ordenar de manera descarada algo que él no tenía por qué hacer", planteó la modelo.

A la postre a la mujer se le interpuso un comparendo por alteración al espacio público, pues su caso llamó la atención de quienes frecuentaban Provenza en ese momento y ocasionó tráfico vehicular.

De este asunto quedan dos posturas. La primera son las críticas que originó el hecho de que la mujer estuviera semidesnuda y paseándose con una correa por la vía pública. Y la segunda es su propia postura que argumenta que no estaban cometiendo ningún delito.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir