Nativos admiten falencias de Playa Blanca, pero piden un diálogo

Los nativos que explotan comercialmente el lugar aseguran que reconocen todos los problemas, pero que la solución no es el cierre

Ante la petición de la Procuraduría de cerrar Playa Blanca hasta que el paradisíaco balneario se pueda organizar, los nativos del lugar reaccionaron y pidieron a la alcaldía de Cartagena no acatar la recomendación, sino sentarse a dialogar con ellos para encontrar la solución a todos los problemas que aquejan el lugar.

José Mendoza, miembro de la Corporación administrativa de Playa Blanca, llamó la atención de las autoridades porque, a su juicio, "los problemas de Playa Blanca no son nuevos, esto viene desde hace varios años y nosotros mismos hemos pedido constantemente ayuda de la administración de la ciudad y no nos han prestado atención. Aquí los problemas se han desbordado, en parte, por el abandono de la alcaldía que solo aparece cuando suceden cosas como las que han pasado recientemente".

Lea también: Un herido dejó choque de jet ski y lancha en Playa Blanca, Cartagena

Mendoza admite que en los 3.5 km de esta bella playa hay serios problemas de aseo, de seguridad marítima y también de seguridad en tierra, también reconocen que hay estafas recurrentes y hacinamiento comercial. "Todo eso está sobre diagnosticado, ya lo sabemos, aquí hemos impulsado proyectos para reglar varias cosas, pero nunca nos dan la mano, y así es muy difícil. Por eso la gente se abandona a su ley, porque no hay atención de ninguna autoridad", dijo.

En la zona hay una estación de Policía que cuenta con 6 uniformados, pero los nativos señalan que no dan abasto cuando la playa está llena. "Además no tienen jurisdicción marítima, no pueden impedir el zarpe de lanchas ilegales, no son policías capacitados en turismo, y así es muy complejo. A la DIMAR nos hemos cansado de pedirles que tengan presencia permanente, también a Guardacostas, pero nada de eso ocurre", señaló.

Lea también: Tres playas fueron cerradas por exceso de turistas

Caracol Radio constató que lanchas monomotor zarpan del lugar a islas del Rosario, algo que está prohibido, también se observó la plata sucia, mala disposición de los residuos y especulación de precios en algunos lugares.

Cargando