Salud

Pacientes con hemofilia rechazan IPS asignada tras liquidación de Comfacor

Aseguran que tras venir recibiendo tratamiento integral los quieren obligar a recibir atención en IPS de garaje.

IPS Fundovida, donde los pacientes se niegan a ser atendidos /

Cuatro pacientes con hemofilia heredados por la EPS Mutual Ser luego de la liquidación de la Comfacor, se niegan a ser traslados a una IPS diferente de donde son atendidos desde hace más de 8 años.

Aseguran que la EPS Mutual Ser pone en peligro la recuperación de la salud que han tenido en los últimos años tras recibir atención integral en la IPS Mas Vida de la Costa en Sincelejo y con la que Comfacor contrataba su atención.

Los pacientes, que viven en la zona rural de Toluviejo y Sincelejo, acuden tres veces por semana a recibir su tratamiento en Mas Vida donde, aseguran, se sienten como en familia o en casa por la compenetración que han tenido con el equipo de trabajo de la IPS. Esto también se ha visto reflejado en la recuperación de pacientes como Luis Roberto Corena Blanquiceth, Albeiro Rafael Corena Blanquiceth, Deivis José Otero Mendoza y un menor de edad.

Lea también: Muere joven después de sufrir un accidente de tránsito  

Onelia Cortes Guerrero, madre de Heiner Castilla Cortez de 17 años, lo acompaña desde la vereda Buenaventura, de San Onofre, norte de Sincelejo, y dijo que està muy preocupada por el cambio de IPS que pretende Mutual Ser.

“Mi hijo entró a Mas Vida con la edad de 9 años, no caminaba, y es un milagro de Dios porque yo tenía que traerlo cargado en los taxis, o en la moto me lo quitaban y lo ponían como un bulto ya grande (sic) que me atravesaba las piernas” expresa .

Ahora Heiner con 17 años se vale por sí mismo y su madre atribuye la mejoría a el tratamiento en la IPS Mas Vida de la Costa que solo trata pacientes con hemofilia.

“Pienso ahora que porque ahora tienen que ser así (lo del cambio) pienso que no va a ser lo mismo, el dice que no, yo no voy (a la otra IPS) el acá viene los lunes, los miércoles y viernes. Tiene psicóloga, le hacen terapia y le ponen el factor” asegura.

Los pacientes con hemofilia carecen del Factor 8 una proteína que le permite a la sangre coagular y evitar que se desangre ante cualquier herida.

Luis Roberto Corena Blanquiceth, residente en el corregimiento Caracol, de Toluviejo, recibe tratamiento para la hemofilia desde hace 8 años.

Asegura que su mejoría ha sido evidente y tampoco quiere ser trasladado a otra IPS porque asegura que parece 'una entidad de garaje' que no existía en Sincelejo y que cuando fueron a ver el sitio encontraron que no reúne las condiciones para una adecuada atención.

Nos cambian de un momento a otro sin ninguna consulta a nosotros (los pacientes) sin hacer un diagnóstico de cómo nos está yendo en la IPS que nos están atendiendo. Me parece una falta de respeto” indicó.

Lea también: Uribe pide cárcel para quienes protagonicen actos vandálicos en protestas 

Asegura Corena que la actual IPS Mas Vida, que los atiende incluso sin contrato con Mutual Ser desde hace 5 meses, le ha cambiado la vida debido a la rehabilitación que ha tenido.

Explica que la enfermedad que padece, que es de alto costo, además de la falta de coagulación normal de la sangre les produce lesiones en las articulaciones que mucha veces les dificulta la movilidad.

“Cuando yo comencé en Mas Vida venía con una patología bastante severa: articulaciones atrofiadas donde, me pueden ver, ando con una muleta, antes andaba con dos y para moverme me tocaba balancear mi cuerpo hoy en día yo me sostengo en mis propias extremidades” explicó.

Deivis Otero Mendoza, estudiante de último semestre de derecho y paciente de hemofilia, dijo que cuando liquidaron a comienzos de año la EPS Comfacor y lo pasaron a Mutual Ser se sintió satisfecho porque reconoce que es una buena entidad.

Sin embrago, asegura que se decepcionó cuando la entidad decidió cambiarles el lugar donde es atendido desde hace más de 9 años y donde se siente muy bien atendido.

“Es un tratamiento impecable que la historia clínica habla por sí sola, donde no hemos tenido ningún inconveniente a causa de la patología” asegura.

Según Otero Mendoza se sienten como en casa porque ahí dialogan, juegan y hasta les prestan los computadores para hacer tareas.

Hay un tratamiento humanizado, propicio para nosotros ahí somos tratados como personas, un tratamiento que nos llena de confianza dialogamos, jugamos, hasta nos prestan los computadores para hacer nuestras tareas, somos una familia”, asegura.

Explicó que han tratado por medio de petición, tutela, incidente de desacato hacer valer sus derechos como pacientes de una enfermedad delicada pero hasta ahora no han obtenido respuesta del juzgado que lleva el caso.

Anunció, incluso, una denuncia ante la judicatura al considerar que los juzgados de Sincelejo no han tratado su caso y el de los otros pacientes con la debida justicia.

Caracol Radio buscó reacciones en la EPS Mutual Ser para conocer las razones del cambio y la no atención de la demanda de los pacientes pero las oficinas administrativas estaban cerradas a las 3:30 p.m. pese a que un letrero anunciaba atención hasta las 5 de la tarde.

Lea también: Tres barrios de Sincelejo están en emergencia por lluvias 

En la IPS Fundo Vida, donde fueron trasladados los pacientes y a donde se niegan a ser atendidos alegando falta de capacidad, entre otras razones, no había alguien autorizado para dar declaraciones.

Cargando