Chinulito, pueblo fantasma de Sucre por cuenta del conflicto, ya tiene cura

El pequeño poblado de Sucre que había sufrido el rigor de la guerra cuenta de nuevo con una capilla.

La violencia que azotó Chinulito, un poblado de Colosó a orillas de la Troncal del Caribe y recostado a las estribaciones de Los Montes de María ve renacer sus esperanzas y su fe católica.

La Unidad de Víctimas y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), unieron esfuerzos para entregarles reparada y renovada la capilla al poblado donde ni la “casa de Dios” se había salvado de la violencia.

Aunque el retorno paulatino de sus pobladores comenzó hace 19 años, ya no contaban con el que fuera su principal centro de encuentros y el lugar para elevar sus oraciones.

Los mismos violentos que asesinaron 11 campesinos provocando el desplazamiento de todo el pueblo, habían cometido el sacrilegio de arruinar el lugar sagrado y hasta de cercenar el brazo izquierdo a la imagen de San Rafael, patrono de Chinulito.

La restauración de la capilla es una de las medidas de reparación colectiva a la que tiene derecho la comunidad según explicó Cristian Salas, inspector de Policía del corregimiento que pertenece a Colosó aunque está más cerca de Toluviejo.

A la capilla se le llevaron el techo y la desvalijaron los grupos armados. No había misas, solo estuvo para sepelios”, sostuvo.

Monseñor José Clavijo Méndez, obispo de Sincelejo, tuvo a su cargo oficiar la misa que señaló el regreso de los oficios religiosos en la renovada capilla.

Al padre Marco Rivera Mejía, el párroco de la Parroquia San Miguel Arcángel, de Colosó, le corresponde ir cada dos semanas a celebrar la eucaristía con los lugareños retornados y a quienes han nacido luego del retorno.

Le puede interesar: En audio quedó registrado el ataque a la líder Yolanda González

La imagen de San Rafael también retornó a la capilla luego de permanecer más de 19 años en custodia donde una de las feligreses que la devolvió luego de ser reparara.

De acuerdo con el padre Adalberto Sierra, vicario general de la Diócesis de Sincelejo, el retorno de los oficios católicos a Chinulito coincide con que durante la eucaristías por estos días se lee el libro de Esdras que narra el retorno de los judíos que había sido llevados cautivos a Babilonia.

“Y lo primero que hicieron los judíos, guiados por Esdras y Sorobabel, fue darse a la tarea de reconstruir el templo de Jerusalén porque el templo representaba para ellos la unidad de la Nación y sus más caros y altos valores” expresó.

El líder católico expresó su complacencia porque una población tan emblemática de lo que fue el sufrimiento por el conflicto armado tenga de nuevo su lugar de oración.

Le puede interesar: El “balance” de investigaciones por crímenes contra ex-Farc

Recordó que cuando se enteró de que el “pueblo fantasma de Chinulito” comenzó a cobrar vida tuvo la ocasión de ir hasta allá y sintió tristeza de ver la capilla en ruinas.

“Ahora viendo como quedó restaurada y sobre todo constatando la alegría con que los pobladores han recibido este acontecimiento, me parece que comenzó el renacimiento de Chinulito” Dijo .

El religioso agregó que se alegraba inmensamente por los habitantes de Chinulito “ y les deseo que esta barbaridad que cometieron contra ellos jamás se vuelva a repetir”.

La unidad para la Reparación de Victimas informó que, el proceso de reparación colectiva en Chinulito va por la mitad y en el se han invertido entre el gobierno y la cooperación internacional unos 1.200 millones de pesos.

Cargando