Comunidad de vereda en Corozal, protesta por falta de agua potable

Exigen a Carsucre otorgar la licencia ambiental para un proyecto de acueducto local viabilizado.

Un grupo de habitantes de la vereda Calle Nueva, zona rural de Corozal, en representación de su comunidad protestaron pacíficamente este lunes 26 de agosto en la sede de Carsucre en Sincelejo. 

Le puede interesar: Destituyen e inhabilitan por 13 años a exalcalde de Tolú

De acuerdo con los manifestantes la Corporación Autónoma Regional de Sucre mantiene engavetada una licencia ambiental para un proyecto local de acueducto que espera la comunidad hace más de un año. 

Los manifestantes pretendían reunirse con el director de la corporación medio ambiental pero fueron atendidos por otro funcionario ante la ausencia el titular. 

De acuerdo con varios de los habitante de calle Nueva , el alcalde de Corozal, Andrés Vivero, ha querido cumplirle la comunidad el compromiso que se había hecho de construirles un pozo para extraer el agua pero han tenido el inconveniente con Carsucre. 

“ Él tiene la disposición para hacernos el pozo profundo, entonces nos trasladamos acá 18 personas para saber cómo va el proceso porque ya todos los permisos salieron, el técnico, el jurídico pero falta la firma el director, por este medio le hago un llamado al director, que por favor se ponga la mano en el corazón y nos ayude con esa firma, que en sus manos está la licencia ambiental” manifestó Carmen Flórez, vocera de la comunidad. 

Expresó el proyecto ha sido formulado hace más de un año y esperan que antes que finalice el mandato al actual alcalde Andrés Vivero.

Denis Villalba, otra habitante de calle Nueva que participó de la protesta, mostró afectaciones de la piel que atribuye a la mala calidad del agua que usan para bañarse y los quehaceres que es extraída de una represa.

“A mí me ha representado fiebre y un brote en la piel que me he gastado más de 300 mil pesos y nada que me han servido las cremas, aja porque ese es el agua que uno consume para la comida, bañarse” expresó.

Explicó que en Calle nueva quien quiera consumir agua potable le toca mandarla a buscar al corregimiento las Llanadas o a Corozal y que deben pagar hasta 4 mil pesos por cada pimpina

“ y cuando no hay la plata tenemos que beber agua de pozo donde se bañan los perros, los burros y otros animales en esa agua” dijo Villalba.

Señaló que en la comunidad donde viven más de 200 familias hay muchos menores afectados con problemas de piel y otras enfermedades.

Caracol Radio consultó al director de Carsucre, Johnny Avendaño, sobre el estado de los trámites para la licencia ambiental y el funcionario confirmó que, efectivamente, solo falta su firma.

“Si, Secretaría general revisó el acto administrativo el día viernes y lo dejó para mi firma” respondió por WhatsApp el funcionario. 

Sin embargo se abstuvo de responder cuando firmaría el documento.

Lea también: Asesinan a un adolescente en el sur de Sincelejo

De acuerdo con el funcionario el municipio de Corozal solicitó dos permisos para explotación de pozos, uno para Calle Nueva y otro para Villa Nueva, el segundo le fue devuelto porque la documentación no está completa.

Cargando