Geotécnicos y geólogos analizan movimiento en masa en Copacabana

EPM aclaró que no es corresponsable de la emergencia originada en el río Aburrá y debe ser atendida por la Alcaldía.

Ante las últimas informaciones de la Alcaldía de Copacabana sobre la situación que se vive en la vereda Ancón II, EPM aclaró que no es corresponsable de las obras de mitigación del movimiento en masa que se originó desde el río Aburrá y que, de acuerdo con la alcaldía local, se ha ido remontando hacia el occidente del teritorio.

“Por el contrario, la infraestructura que la organización tiene en el sector se ha visto afectada por el desplazamiento que se presenta en la zona y que llevó a la declaratoria del estado de Calamidad Pública”, señala el comunicado de EPM, en respuesta a los reportes de la alcaldía.

Afirma que con el propósito de mantener la integridad y la estabilidad de su infraestructura, EPM adelanta estudios geotécnicos y geológicos de las condiciones actuales del terreno que darán elementos para tomar decisiones sobre el futuro de ese sector rural de Copacabana.

Adicionalmente, la empresa hace trabajos para proteger el gasoducto y mantiene un monitoreo permanente con personal y equipos especializados.

“Si bien EPM ha sido solidaria y ha actuado de manera diligente, la responsabilidad de atender esta emergencia es de la Administración Municipal de Copacabana. Lo mismo debe ocurrir con las labores de mitigación en el río Aburrá, donde se originó el movimiento de masa, porque es un problema generalizado en el área, y no un hecho asociado a la infraestructura de la compañía”, dice la misiva.

632 personas se han afectado con este movimiento en masa y por el momento, reciben acompañamiento de la administración municipal, pero requiere apoyo de los Gobiernos de Antioquia y Nacional.

Cargando