#CorazónDeAntioquia

Una gota de sangre de San Juan Pablo II bendice a Marinilla

La ampolleta fue extraída minutos después del fallecimiento del pontífice polaco.

Una gota de sangre de San Juan Pablo Segundo, depositada en una ampolleta, convirtió una pequeña parroquia del municipio de Marinilla, en un lugar de peregrinación religiosa en el oriente de Antioquia.

Semanalmente, centenares de creyentes de todo el departamento, y de otros lugares del país, llegan al lugar a pedir favores al santo polaco, por intercesión de esta reliquia, que fue instalada en esta capilla en el año 2015.

Esta gota de sangre fue extraída minutos después del fallecimiento de quien fuera el obispo de Roma durante 26 años, y enviada a la comunidad de Marinilla, población de reconocido fervor religioso y católico.

“Se trata de una reliquia de primer grado y la ampolla completa de cuando le hicieron el atentado y es un regalo inmenso para una comunidad que está naciendo y nos están visitando feligreses de todo el país y del exterior”, manifestó el presbítero Belisario Ciro Montoya, párroco del lugar.

La reliquia está expuesta los sábados en la tarde, todo el día domingo y una Eucaristía solemne los lunes a las 3 de la tarde.

Los testimonios son muchos: por ejemplo, hace poco una parejita vino con su hijo recién nacido, que tenía (programada) una cirugía; estuvieron rezando y cuando volvieron (a la capilla) nos contaron que ya no tenían que hacer la cirugía (al bebé). Otro testimonio es el de un hombre que de un infarto perdió movilidad y ahora está caminando”, relató el párroco de esta capilla.

Cargando