PROTESIS

Con nuevas prótesis, Diego ya camina

Con tan solo catorce años Diego Mendoza volverá a caminar gracias a las prótesis que se le implantarán el Hospital Universitario de Santander.

El Hospital Universitario de Santander logró cumplir el sueño de Diego Mendoza, que fue arrebatado por una tragedia, volver a caminar. Hoy en compañía de sus mamá el joven oriundo del Sur de Bolívar recibió la grata noticia de que podrá utilizar prótesis. 

El director técnico del taller de prótesis de la HUS, Carlos Antonio Rojas Villalba, señaló  que el avance de Diego ha sido satisfactorio y más rápido de lo esperado así que hoy "ya le mostré las prótesis provisionales que utilizará, son bajas para darle confianza y estabilidad. Poco a poco le estaremos aumentando hasta llegar a su altura normal". 

El proceso de rehabilitación para Diego se demorará más de lo normal ya que según la explicó el director es un caso especial sumado a que su familia vive muy lejos de aquí.

El doctor Carlos Enrique Ramírez Riveros jefe de la unidad de quemados y cirugía de la HUS  relató todo el procesos desde que llegó Diego Mendoza al hospital con "unas quemaduras incompatibles, demasiado profundas y es uno de los casos más repatenstativos en la unidad de quemados del hospital porque a pesar de que llegó muy grave Diego ha sido un luchador y ha podido ganar la batalla porque era él o sus piernas". 

El doctor  Ramírez Riveros dijo que en este momento también está en manejo de cirugía plástica y rehabilitación y agregó que ya "perdimos la cuenta realmente de cuántas cirugías ha tenido". 

Su historia 

Alba Yaneth Sánchez vive con las secuelas de un accidente que le dio un giro de 360° a su vida y a la de su familia. Aquel 13 de mayo la familia Mendoza Sánchez vivía un dia normal trabajando en las labores del campo como solían hacer en un corregimiento alejado en el Sur de Bolívar.

La tragedia llegó sin dar aviso y a las 3 de latarde en un accidente con unos galones de gasolina se produjo una explosión y aquí fue donde comenzó una historia de vida que rompe barreras. 

Diego Mendoza uno de los tres hijos de doña Alba salió gravemente herido de la explosión y tuvo que ser remitido a la ciudad de Bucaramanga porque en el hospital del Sur de Bolívar no habían los elementos necesarios para asistirlo. 

Un poco menos de un año de la tragedia que dejó a doña Alba y su familia con una de sus hijas fallecidas y a Diego luchando por sus sueños hoy se puede decir que Diego Mendoza volverá a poner sus pies en la tierra. 

 

Cargando