Por carro bomba en Bogotá, la policía de Tunja da orden de acuartelamiento

La ciudad fue blanco de un ataque de la guerrilla del ELN hace casi 4 meses, donde falleció un patrullero, caso que sigue en investigación.

La explosión del carro bomba dentro de la Escuela de Cadetes de la Policía, General Francisco de Paula Santander,  estremeció inmediatamente a la Policía Metropolitana de Tunja, y a los familiares del patrullero Jefferson Ricardo Román Bolívar de 27 años, quien fue asesinado con arma de fuego en la madrugada del 22 de octubre del 2018, por al menos 5 guerrilleros del ELN, dentro del parqueadero de la policía de la capital de Boyacá.

El día de la tragedia, esa guerrilla también activó a través de un celular seis cargas explosivas debajo de igual número de patrullas policiales, las cuales quedaron totalmente destruidas.

Además tenían listos para detonar otros artefactos explosivos cerca de un área residencial, pero la acción conjunta de la Policía y el Ejército nacional, frustraron un ataque mayor.

Por este violento antecedente, del cual aún no se acaba el duelo, la Policía Metropolitana de Tunja y la Policía del departamento de Boyacá reforzaron la seguridad, la vigilancia, el control a las carreteras y a las instalaciones de la institución en todo el territorio urbano y rural de la región.

La comandante Policía Metropolitana de Tunja, coronel María Emma Caro, sostuvo en diálogo con Caracol Radio que “desde anoche nos encontrábamos alerta por el tema de las marchas estudiantiles, ya que esperábamos protestas y manifestaciones en las principales calles, pero en las últimas horas recibimos con mucha tristeza esta noticia donde la policía sigue siendo atacada, y tenemos que intensificar nuestra ofensiva, nuestras acciones preventivas, nuestro acuartelamiento de primer grado, porque no le vamos a dar paso al terrorismo en nuestras ciudades; y esto no es más que la muestra de que nuestra institución está dándole golpes contundentes a la delincuencia, al terrorismo y a la violencia, y seguramente por esto, quieren seguir atacándonos”.

Insistió la coronel Caro, que su jurisdicción “hasta ahora está intentando reponerse del asesinato y acto terrorista contra nuestra metropolitana, y volvemos a ver una situación como estas que rechazamos, que lamentamos, que sentimos en el corazón, y por esto acompañamos a nuestros compañeros en Bogotá, y a los familiares de nuestros uniformados víctimas, además recibimos con todo el cariño toda la solidaridad del pueblo colombiano”.

En tres días se cumplen 4 meses del homicidio de patrullero Román Bolívar, quien estuvo 5 años al servicio de la policía nacional.

Sobre este caso en particular, la policía metropolitana aseguró que un grupo especial de investigadores, le sigue los pasos a los responsables de este acto terrorista que enlutó a la capital de Boyacá, y además se mantiene la recompensa de 100 millones de pesos por la información que ayude a sus capturas.

De otro lado, las autoridades locales, departamentales, y la bancada de congresistas boyacenses, también rechazaron la acción terrorista de la que nuevamente fue blanco la Policía, esta vez, en la Escuela de Cadetes de la capital de la república.

Cargando