Desmantelan una red delincuencial que operaba en tres departamentos

La banda denominada ‘El Viejo’ tenía injerencia en Tolima, Caquetá y Huila.

Tras varios meses de investigación agentes de la Policía judicial del Tolima desmantelaron la organización denominada ‘El Viejo’ que delinquía en Tolima, Caquetá y Huila.

En total capturaron a 11 personas entre ellas el líder alias ‘William’, quien era el encargado de coordinar la distribución de estupefacientes en medianas y grandes cantidades, labor que realiza con su compañera sentimental ‘Natalia’, sustancia que es traída desde el departamento del Caquetá para posteriormente ser distribuido en las ciudades de Neiva e Ibagué.

Además, en Natagaima y Coyaima llevaban el alucinógeno. Con base en la información entregada por las autoridades, ‘William’ tenía como socios a ‘El Indio’, residente en la ciudad de Neiva, el cual desde allí contactaba las personas para el transporte de la sustancia y alias ‘Castro’, era el que se trasladaba hasta el municipio de San Vicente del Caguán en Caquetá, con el fin de negociar la sustancia estupefaciente y ser transportada en motocicletas con caletas a la capital del Huila y luego distribuida a otras zonas.

Esta organización afectaba especialmente a la población en general de la vereda Planada del Rayo San Vicente del Caguán; el barrio Luis Ignacio Andrade en la Ciudad de Neiva; los barrios Las Brisas y Manuel Murillo Toro en Natagaima y la vereda Yaberco en el municipio de Coyaima, Tolima.

La economía criminal de este grupo superaba los $80.000.000 millones de pesos mensuales en ventas por comercialización, con esta actividad operativa se recupera la tranquilidad y convivencia de la comunidad de estos dos municipios, al igual que las poblaciones vulnerables que venía siendo afectada por las actividades delictivas de esta organización.

Los capturados fueron puestos a disposición de la Fiscalía segunda especializada de Ibagué por los delitos de concierto para delinquir con fines de narcotráfico, tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, y la instrumentalización de menores de edad para la comisión de delitos.

Cargando