A 19 años de prisión condenan militares por "Falsos Positivos" en Tolima

Durante la última semana la Corte Suprema de Justicia ha emitido dos fallos por casos de “falsos positivos” en el departamento.

La Corte Suprema de Justicia reiteró una condena de 19 años de prisión contra tres militares por un caso de un denominado “falso positivo”, en hechos ocurridos en el año 2006 en el corregimiento de Herrera en Rioblanco en el sur del Tolima.

El fallo confirmó la decisión emitida inicialmente por el Tribunal Superior de Ibagué en octubre del año 2015, donde están implicados el subteniente Armando Carvajal Córdoba, el cabo segundo Abel Sierra Montañés y el soldado profesional Rusben Sisa Angarita, integrantes del Batallón de Contraguerrilla Nº 66 de la Brigada Móvil N.º 8 del Ejército.

Los militares están involucrados en la muerte de Eresmildo Valero Bedoya, María Virginia Hernández Valero y Avelino Rodas Vargas, los dos últimos menores de edad. Según las investigaciones adelantadas, el hecho que se habría registrado en medio de fuego amigo entre dos compañías de la institución y con el fin de ocultar la falta se argumentó que se trataba de un falso positivo.

Para la Corte Suprema de justicia la muerte violenta “fue producto del enfrentamiento armado entre dos destacamentos militares que coincidieron en el sitio de los acontecimientos”, según testimonios de algunos desmovilizados en ese entonces, había pocos subversivos en la zona, razón por la cual optaron por salir del área.

Otro de las situaciones que se relaciona en el fallo del alto despacho judicial es que ante las advertencias de los residentes que estaban desarmados lo que se esperaba era la “abstención en disparar, máxime cuando no era visible la concurrencia de la guerrilla en esa zona del Tolima, además se conocía que en determinado lugar hacia presencia el Ejército Nacional

Cargando