PROTESTA

Marcharon en defensa del agua de Manizales y Villamaría

150 personas se movilizaron de forma pacífica con el fin de rechazar un proyecto minero

Cerca de 150 personas del municipio de Villamaría, de la vereda Gallinazo, en compañía de la Policía de Carabineros y Defensa Civil marcharon en rechazo por un proyecto minero que afectaría el agua de la ciudad de Manizales y del Municipio de Villamaría.

“Exactamente al otro de la montaña queda la planta de tratamiento de agua Luis Prieto y al otro lado de la montaña es donde piensan desarrollar el proyecto de minería. Acá nos jugamos el agua de Manizales porque quién da garantías de que este proyecto de minería de socavón no afecte el recurso vital”, Afirmó Gian Lendi, líder de Gallinazo.

En octubre del año 2012, Corpocaldas recibió la solicitud de este trámite de formalización minera de los señores Orlando Londoño Grajales, Claudia Bibiana Arango Hoyos y Gabriel Sánchez Clavijo, el cual considera la explotación subterránea de minerales de oro y sus concentrados en un área de 43 hectáreas. Al revisar las coordenadas asociadas, se encontró que estas se superponen en un 100% con la Reserva Forestal Nacional de Ley Segunda, y en un 70% con la Reserva Forestal Regional Bosques de la Chec, ambas declaradas Áreas Naturales Protegidas en los años 1959 y 2002, respectivamente.

En primera instancia, se suspendió cualquier tipo de intervención minera en Bosques de la Chec, dado que el Código de Minas (Ley 685 de 2001, Artículo 34) y el Plan Nacional de Desarrollo (Ley 1450 de 2011), establecen como área de exclusión minera. Si bien la Resolución 1922 de 2013 expone restricciones para actividades mineras en la Reserva Forestal Nacional, considerando que los usos permitidos son de uso forestal, la Agencia Nacional de Minería no rechazó la solicitud del trámite en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 27 del Decreto 933 de 2013.

En el año 2015 Corpocaldas verificó la presencia de algunos trabajos mineros que no constituían actividades de extracción y no generaban intervenciones en el área boscosa ni graves deterioros de los recursos naturales y el medio ambiente.

Precisamente la corporación autónoma consideró que este proyecto es inviable porque altera las condiciones físicas y biológicas del ecosistema, los ciclos biológicos de las especies de fauna, ocasionando desplazamiento, inhibición en la reproducción de las especies, tanto de flora como de fauna, afectación de la regeneración natural de las especies de flora, entre otros.

Cargando