Al CampoAl Campo

Economía

Inseguridad y plagas amenazan la producción de palma en el Pacífico de Nariño

Los empresarios piden garantías de para operar

¿Por qué están preocupados los productores de palma de Nariño?

¿Por qué están preocupados los productores de palma de Nariño?

05:17

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://caracol.com.co/embed/audio/undefined/1682765585945/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Producción de palma en Tumaco. Foto: cortesía Palmas La Miranda.

Pasto, Nariño

La presencia de todo tipo de actores armados en el Pacífico complica cada vez más el trabajo de los palmicultores que por años se han asentado en Tumaco. Un ejemplo claro de este drama lo viven dueños y trabajadores de Palmas la Miranda SAS, una empresa fundada hace 45 años, la cual como otras en el país se enfrenta a una complicada situación.

Su gerente, Julio Erazo, indicó a Caracol Radio que las disputas de disidencias en la actualidad por territorio afectan el diario vivir de los trabajadores y la operación.

A esto se suma una serie de conflictos sociales como la perturbación de predios y la apropiación de fruta: “Llegan campesinos de la zona y foráneos a la fuerza y empiezan a hacer labores sin autorización ni contrato con la empresa y posteriormente presionan asegurando que el fruto les corresponde e intimidan a los trabajadores, tenemos en la actualidad una perturbación de un 70% del área de nuestra empresa que equivale a unas seiscientas hectáreas”, dijo.

Cultivo de palma en Tumaco. Foto: cortesía Palmas La Miranda

Estos factores han disminuido la operación a tan solo un 20% en la Miranda, lo que significa una reducción del empleo de un 80%. El pico más alto de personas empleadas desde 1976 cuando empezó a funcionar ha llegado a 120 personas empleadas, hoy no son más de diez.

Como si fuera poco, la pudrición del cogollo también ha golpeado la producción. Según Erazo, en el año 2007 ésta plaga afectó en su momento unas 35.000 hectáreas en Tumaco. A través de políticas agrarias se logró sacar 15 mil hectáreas en Tumaco recuperando empleos a través de otras compañías en la zona.

La seguridad privada en esta zona se reduce a una vigilancia personal puesto que, por la presencia de actores armados ilegales, quienes prestan el servicio son despojados de las armas utilizadas para tal fin.

Si bien los organismos del Estado conocen de esta situación, no existen las condiciones para brindar seguridad permanente a los palmicultores. Según los directivos de la empresa, la situación cada vez es más preocupante por una serie de factores sociales y de seguridad en donde se vulnera el derecho a la propiedad privada. “Hoy una de las grandes necesidades además de las garantías para operar es una política agraria para recuperar este sector”.

Hoy Palmas la Miranda está a la espera de que se resuelvan querellas policivas interpuestas para que las autoridades competentes tengan herramientas jurídicas para actuar.

Fedepalma pide seguridad y protección

El pasado 12 de abril desde la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite (Fedepalma), en un comunicado se alertó sobre el deterioro de la seguridad en las zonas palmeras del país y el riesgo en las operaciones por las acciones violentas, lo cual tendría un impacto negativo en la economía local y nacional, afectando la comercialización de la fruta y el aceite de palma, y en especial, a miles de palmicultores de pequeña escala de nuestras regiones. Escuche informe en Al Campo, de Caracol Radio, desde Pasto con Claudia Ortega.

¿Por qué están preocupados los productores de palma de Nariño?

05:17

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://caracol.com.co/embed/audio/undefined/1682765585945/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad