Rituales

Santo del día: hoy 3 de enero se conmemora a Santa Genoveva

Este martes 3 de enero se celebra el día de Santa Genoveva. Aquí le contamos su historia y su oración.

Getty Images / Felipe Rodríguez

Santa Genoveva es una virgen venerada más que todo en su país natal, Francia. Se estima que la mujer pudo haber nacido entre los años 419 y 423 en la ciudad de Nanterre, muy cerca de la capital de dicho país, Francia. Creció en la casa de sus padres, quienes tenían una casa de campo en donde tenían un rebaño de ovejas que usaban para producir lana. Su padre, Severo, era de origen franco romano y su madre, Geroncia oriunda de Grecia.

A una muy corta edad, prometió entregar su vida a Dios. Según cuentan diversas escrituras que relatan la vida de la santa, cuando tenía diez años, a su pueblo llegó la noticia que dos de los más importantes obispos de la región de las Galias iban de paso por su pueblo. Se trató del obispo Germán, de Auxerre, y el obispo Lupo, de Troyes (actualmente a ambos se les conoce como San Germán y San Lupo). Su destino final era la Bretaña Francesa para cumplir una orden del papa Celestino I para unirse a la lucha contra el pelagianismo, que negaba el pecado original cometido por Adán y Eva.

Ambos obispos decidieron ir a la iglesia que había en el pueblo natal de Genoveva y todos los fieles creyentes fueron en el momento que llegaron para recibir la bendición por parte de ambos. Cuenta la leyenda que en el momento que estaban dando el sermón una luz sobrenatural se posó sobre la niña, por lo cual Germán y Lupo la llamaron para besarle la frente y expresarle a los padres que ella iba a ser grande ante el señor, a lo cual Genoveva le dijo que le había prometido al niño Jesús que iba a ser su esposa, por lo cual esa señal habría sido una aceptación a ese ofrecimiento.

Le puede interesar

Oración a Santa Genoveva

Seas bendita por siempre,

gloriosa Santa Genoveva Virgen.

A ti que siempre viviste rebosante

del amor a Dios, Señor Nuestro,

recurro hoy para que seas mi intercesora,

abogada y mediadora ante la Divina presencia,

y de este modo, ser favorecido,

porque tu gozas del favor especial

que Dios da a sus favoritos.

Tengo una gran necesidad:

(Exponer el problema o la solicitud)

en la que solo tu puedes ayudarme

y facilitarme una solución,

ya que mi sufrimiento es grande

y me abruma el pesar y la pena

por no poderlo resolver por mi mismo.

Tu que tan generosas obras lograste,

con tanta valentía y perseverancia,

poniendo todo tu empeño

en las circunstancias más adversas,

ayúdame a sobreponerme,

a no vacilar, y a enfrentar mis problemas,

para poder salir de esta adversa circunstancia.

Siempre ayudaste al necesitado,

al enfermo, al sufriente,

realizando increíbles milagros,

y conciliando a los más feroces enemigos,

no hay imposibles para ti,

y en esa confianza que deposito en ti

siendo tu fiel devoto,

a tus pies dejo mi solicitud

porque se con certeza

que ha de ser escuchada.

Gracias Santa Genoveva Virgen,

por la concesión de tan gran favor

y por enseñarme a tener tanta fe,

que a ejemplo tuyo,

guardo en mi alma y mi corazón.

Amén.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad