Misterios y creencias

Oración del día para noviembre: ¿Cómo pedir salud y bienestar para Navidad?

Estamos a poco de dos meses para que se acabe el año, por eso muchas personas empiezan a pedir salud y protección para el 2023.

Oraciones para todos los días. Foto: Getty Images / manusapon kasosod

Oración de la sangre de Cristo, el Salmo 91 o las oraciones para la mañana y tarde ayudan a las personas para poder tener paz interior, pero la Fe va más allá y mueve montañas.

Por eso la importancia de pedir por salud y prosperidad y más si nos acercamos al mes de diciembre en el que se celebra el nacimiento del Niño Dios.

Tres oraciones para pedir salud y bienestar

Oración de la mañana

Señor Dios Omnipotente, que nos has permitido llegar al principio de este día, guárdanos hoy con tu poder, para que no caigamos en pecado, antes bien, todos nuestros pensamientos, palabras y obras se dirijan a cumplir tu Santa Ley.

Padre Nuestro, Ave María, Credo.

Señor Dios del Cielo y de la tierra dígnate dirigir, santificar, guiar y gobernar en este día nuestros corazones y nuestros cuerpos, nuestros sentidos, palabras y acciones según tu Ley y por el camino de tus mandamientos, para que aquí y en la eternidad merezcamos, por tu favor, ser salvados y libres. ¡Oh, Salvador del mundo!, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Oración de la sangre de Cristo

Señor Jesús, en tu nombre y con el Poder de tu Sangre Preciosa sellamos toda persona, hechos o acontecimientos a través de los cuales el enemigo nos quiera hacer daño.

Con el Poder de la Sangre de Jesús sellamos toda potestad destructora en el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego, debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas de la naturaleza, en los abismos del infierno, y en el mundo en el cual nos movemos hoy.

Salmo 91: oración para la salud y el trabajo

1. El que habita al abrigo del Altísimo se acoge a la sombra del Todopoderoso.

2. Yo le digo al Señor: “Tú eres mi refugio, mi fortaleza, el Dios en quien confío”.

3. Sólo él puede librarte de las trampas del cazador y de mortíferas plagas,

4. pues te cubrirá con sus plumas y bajo sus alas hallarás refugio.

¡Su verdad será tu escudo y tu baluarte!

5. No temerás el terror de la noche, ni la flecha que vuela de día,

6. ni la peste que acecha en las sombras ni la plaga que destruye a mediodía.

7. Podrán caer mil a tu izquierda, y diez mil a tu derecha, pero a ti no te afectará.

8. No tendrás más que abrir bien los ojos, para ver a los impíos recibir su merecido.

9. Ya que has puesto al Señor por tu* refugio, al Altísimo por tu protección,

10. ningún mal habrá de sobrevenirte, ninguna calamidad llegará a tu hogar.

11. Porque él ordenará que sus ángeles te cuiden en todos tus caminos.

12. Con sus propias manos te levantarán para que no tropieces con piedra alguna.

13. Aplastarás al león y a la víbora; ¡hollarás fieras y serpientes!

14. “Yo lo libraré, porque él se acoge a mí; lo protegeré, porque reconoce mi nombre.

15. Él me invocará, y yo le responderé; estaré con él en momentos de angustia; lo libraré y lo llenaré de honores.

16. Lo colmaré con muchos años de vida y le haré gozar de mi salvación”.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad