Internacional

Racismo y antisemitismo se toma Twitter tras compra de Elon Musk

Las teorias de conspiración tambien inundan la plataforma, en medio de recortes masivos de personal en Twitter por reestructuración.

Racismo y antisemitismo se toma Twitter tras compra de Elon Musk / CONSTANZA HEVIA

Washington DC

Los tuits racistas y antisemitas se difundieron rápidamente en Twitter tras la adquisición de la empresa por parte de Elon Musk el jueves. Durante el fin de semana, controversiales memes se vitalizaron con contenido de odio contra las minorías incluida la comunidad LGTBI.

Desde que Musk cerró el trato en su adquisición de Twitter por $44 mil millones, despidió al director ejecutivo Parag Agrawal, al director financiero Ned Segal y a otros altos ejecutivos de Twitter. Y durante el fin de semana, docenas de empleados conformaron a través de la plataforma que también habían sido despedidos.

Se espera que el CEO de Tesla y SpaceX, que se describe a sí mismo como un “absolutista de la libertad de expresión”, despida por lo menos al 75 por ciento de la fuerza laboral y sea más laxo en la moderación de contenido

Si bien Twitter aún no ha anunciado ningún cambio oficial en la moderación del contenido del sitio, los usuarios se han visto envalentonados por el mismo propietario Musk, quien compartió teorías de conspiración sobre el reciente ataque contra el esposo de la Presidenta de la Cámara de presentantes. Algunos han trinado insultos raciales en mayúsculas, mientras que otros publicaron memes nazis.

Los usuarios también instaron a Musk a restaurar cuentas previamente suspendidas, como las del expresidente Donald Trump o el teórico de la conspiración de derecha Alex Jones. Sin embargo, Trump dijo el viernes que planea permanecer en su propia plataforma, Truth Social.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad