Insólito

Joven tiene 51 hijos y 14 más vienen en camino

En una página web ofrece sus servicios gratuitos y asegura que su fertilidad ha aumentado desde que comenzó a donar.

Fertilisation, illustration / CHRISTOPH BURGSTEDT/SCIENCE PHOT

Esta es la historia de un donante de esperma serial que desde hace varios años decidió recorrer Estados Unidos y el Reino Unido con el único propósito de ayudar a las mujeres a tener sus propios bebés.

Él es Kyle Gordy, tiene 30 años, nació en California y se describe como “un donante de esperma que ayuda a solteros y parejas a tener hijos sin el dolor de cabeza de un banco de esperma” por lo que en sus redes sociales y correo electrónico recibe cientos de mensajes a diario solicitando sus servicios.

40% de sus donaciones terminan en embarazos

Kyle aseguró que ya ha engendrado 51 hijos, lo que representa un 40% de sus donaciones, el 60% restante no logra el embarazo; según los estudios este porcentaje es muy superior al que se logra con la tradicional fertilización asistida.

Así mismo comentó que unos 14 bebés más vienen en camino y a The Mirror le dijo que “Por lo general, lo hago entre tres y cinco veces al mes”.

He ayudado a crear muchas familias felices

Su único interés es ayudar y asistir a las mujeres solas o lesbianas a llegar a la tan ansiada maternidad. Por eso, no cobra por sus servicios y tampoco le interesa realizar la donación de esperma a un laboratorio especializado, ya que por medio de su página web y redes sociales contacta directamente a las interesadas.

El joven utiliza dos métodos para donar su esperma: por inseminación artificial utilizando una copa y una jeringa que luego las mujeres recogen en la puerta de su casa, mientras que otras prefieren la “Inseminación natural”, es decir, el sexo está involucrado, pues “el 10% de las veces, las mujeres solicitan hacerlo de forma natural. En ese caso, intercambiamos resultados de análisis de enfermedades de transmisión sexual y lo hacemos”.

Servicio GRATIS

Kyle no cobra por sus donaciones: “No me pagan. Por lo general, cuando viajo al extranjero, como cuando fui al Reino Unido recientemente, solo cubren los gastos de mi viaje”, comentó.

También admitió que durante la pandemia la demanda se disparó, las mujeres solteras buscaban formar pronto una familia.

La idea

Esta práctica que hoy es habitual en el mundo surgió cuando una amiga lesbiana le pidió ayuda para poder tener un bebé con su pareja. En ese momento descubrió los bancos de esperma y las clínicas de fertilidad, los cuales investigó y llegó a la conclusión de que solo son un negocio al que no le interesa el bienestar de las mujeres, “Solo buscan ganar dinero”.

En el Reino Unido, las personas concebidas por un donante solo pueden solicitar información de su padre genético al cumplir los 16 años, pero Kyle explicó que al realizar estas donaciones sin licencia está abierto a comunicarse con todos los niños que ha engendrado, “conozco a algunos de ellos y muchas de las mamás también quieren que me involucre”, dijo a Daily Star.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad