Lasso no tiene odio de Moreno, pero sí política de Poncio Pilatos: Rafael Correa

El expresidente de Ecuador habló con Caracol Radio sobre la petición de extradición y su asilo en Bélgica.

El expresidente de Ecuador, Rafael Correa. Foto: Getty

El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, habló con Caracol Radio después de que la Corte Nacional de Justicia de su país inició un nuevo trámite de extradición por el proceso llamado "Sobornos 2012-2016" en el que fue condenado a ocho años de cárcel por cohecho. Al mismo tiempo ese día se conoció que Bélgica le había concedido asilo político.

En primer lugar, Correa afirmó que ese proceso es “ridículo” y que así lo confirman las reacciones de las autoridades internacionales. “Es el tercer o cuarto pedido de extradición en mi caso y se le mueren de risa a Ecuador porque son muy ridículos, porque en mi caso Interpol ha rechazado tres pedidos de alerta roja y extradición”, expresó el exmandatario.

En Ecuador algunas personas dijeron que el asilo le fue otorgado porque inició el trámite de extradición, pero el exmandatario señala que es un proceso largo y que Bélgica estuvo analizando durante un gran tiempo.

“Unos piensan que un asilo político lo pide ayer y se lo dan hoy. Esto es un proceso larguísimo, costoso. Además, que la rapidez depende de cuánta plata se tenga para los abogados, esto estuvo parado muchos meses, sino años, porque ya no me daban los recursos. Es un análisis muy profundo que hace Bélgica, pero no es porque Ecuador empezó a extraditarme que lo he sacado”, destacó Correa.

También puede leer:

El expresidente Correa negó nuevamente conocer a los directivos de Odebrecht, que supuestamente han declarado en su contra. Y además mencionó que Ecuador es el único país en el que la constructora brasileña no ha sido acusada por corrupción.

Manifestó que su causa fue la única que siguió durante la pandemia entre más de 2.000 procesos que estuvieron paralizados, y que supuestamente los funcionarios judiciales la trabajaron en tiempo récord para evitar su candidatura.

“Creo que Guillermo Lasso no tiene el odio patológico que tenía Lenin Moreno, pero sí tiene la política de Poncio Pilato y el esquema que dejaron continúa intacto. En el 2018 ellos hicieron una consulta absolutamente inconstitucional para cambiar todas las autoridades de control. Toda esa estructura continúa en el Estado”, expresó Correa al ser cuestionado sobre el cambio de gobierno.

El expresidente afirma que hay funcionarios supuestamente corruptos que están puestos ilegalmente solo con el ánimo de perseguirlo y que la única forma de que eso cambie es cambiar de gobierno.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir