Proceso judicial

Antonio Guerra habría utilizado a su esposa para ocultar dinero ilegal

La Fiscalía sigue rastreando cuentas.

La Fiscalía descubrió que de los más de $600 millones que le fueron decomisados con fines de extinción de dominio al excongresista Antonio Guerra de la Espriella, $120 millones aparecieron en las cuentas de su esposa, Viviana de Los Ríos Troncoso.

En el expediente que tiene el ente acusador por la temática de corrupción de Odebrecht en Colombia, los peritos judiciales detectaron movimientos irregulares a finales del año 2012 y una mezcla de dineros legales, que provenían de sus honorarios como parlamentario, y los dineros que le habrían pagado por servir de mediador para agilizar el trámite de suscripción del contrato de estabilidad jurídica requerido por la multinacional brasileña para la conocida Ruta del Sol II.

Fuentes de la Fiscalía indican que un estudio al patrimonio familiar arrojó como resultado que a la esposa del exsenador le aparecieron de la nada $120 millones, con los cuales compró una camioneta de alta gama, recursos que no ha logrado justificar. Por coincidir con el presunto enriquecimiento ilícito de su esposo, la camioneta de la señora De Los Ríos Troncoso fue afectada con fines de extinción de dominio, junto a dos fincas de 170 hectáreas en el departamento de Sucre.

El exsenador Antonio Guerra de la Espriella, es investigado por pertenecer supuestamente al denominado grupo de los “Bulldozers”, el selecto grupo de congresistas que se habrían prestado para favorecer a Odebrecht.

Cargando