Lo mejor de la década: James, icono de Colombia

El volante ‘10’ hizo vibrar a todo el país y triunfó en el mejor equipo del siglo XX.

Como todo niño, James soñó con ser futbolista profesional, desde pequeño dio sus primeros pasos en la grandiosa Pony fútbol, donde se juntaría con Juan Fernando Quintero, con quien más adelante compartiría en los grandes escenarios del fútbol mundial.

Junto a Falcao conquistaron Portugal y el continente en un tremendo Porto, que lo ganó todo, allí, el joven James ya demostraba el talento que tenía en las venas, y la siguió rompiendo hasta que fue seducido por el proyecto del Mónaco, donde se reencontraría con el ‘Tigre’.

En Mónaco solo siguió creciendo futbolísticamente y adquiriendo mejores condiciones de cara a la Copa del Mundo de 2014, y allí cambió todo… Colombia y el mundo entero pusieron sus miradas en el volante ‘10’ de la ‘tricolor’, allí se inmortalizó en la memoria de todos los colombianos con aquel recordado gol de volea ante la selección de Uruguay, aquel gol, a la postre, sería elegido como el mejor del Mundial.

Sus goles, sus asistencias y su pasión por el fútbol no pasaron desapercibido en las oficinas del Real Madrid, que de inmediato se puso en contacto para contratar a la joya colombiana.

Tras el Mundial, James llegó a Madrid, los antecedentes no lo respaldaban, pues en su momento, Rincón y Congo llegaron a la ‘casa blanca’ pero no triunfaron... ‘Quien no conoce su historia está condenado a repetirla’, pero James sí que la conocía y rompió la historia, con Real Madrid tuvo un par de temporadas excelentes, donde fue figura y conquistó la Champions League en dos ocasiones.

Pero como todo lo que sube tiene que bajar, el rendimiento de James fue en descenso con la llegada de Zidane al banco del Real Madrid, donde dejó de tener minutos y tuvo que salir al Bayern en busca de una nueva aventura.

En Múnich tuvo buenas actuaciones, pero la irregularidad y las lesiones no le permitieron explotar todo el talento a la joya ‘tricolor’.

Aunque al final el rendimiento no fue el deseado, James regreso a Madrid donde sigue luchando por retomar su mejor nivel y convencer finalmente a Zidane de que él es un jugador digno de un equipo tan grande como Real Madrid.

¡Gracias James! 

Cargando