¿Fue o no fue penal? Polémica jugada en la final del Mundial de clubes

A segundos del final del encuentro el árbitro pito penal pero tras revisar el VAR cambió de decisión.

Faltaban apenas segundos para que terminara el tiempo reglamentario en la final del mundial de clubes entre Liverpool y Flamengo, que empataban 0-0 hasta ese instante; en pleno contragolpe del equipo inglés, Rafinha se barre para frenar una jugada de gol de Sadio Mané.

El árbitro pito penal inmediatamente, pero el VAR le ayudo a rectificar, la jugada fue reclamada airadamente por los jugadores y por Klopp, pero al final todo se resolvió con un bote a tierra.

Cargando