Reforma tributaria, una semana en la que se juega el todo por el todo

Aunque la aplanadora legislativa funcionó en los debates en las comisiones económicas, lo cierto es que el trámite no tiene un camino muy fácil.

La Ley de Crecimiento tiene por delante una semana de infarto en el Congreso, una semana en la que se juega el todo por el todo porque si no supera los debates que le restan para ser aprobada, se hundirá uno de los proyectos económicos bandera de este Gobierno.

Las cuentas están apretadas tanto en el Senado como en la Cámara y el anuncio de la bancada del Partido Liberal, de votar negativo toda la iniciativa, deja el futuro del proyecto en aprietos.

¿Cómo están las cuentas de votos en el Congreso?

Esta semana la ley de Crecimiento deberá superar debates en las plenarias de ambas cámaras del Congreso.

En el caso del Senado, la iniciativa necesita 55 votos para ser aprobada y no está tan fácil. Cada voto vale oro. Las cuentas que tiene el Gobierno es que los 19 senadores del Centro Democrático, partido de gobierno, ya están asegurados, así como 14 apoyos más del Partido Conservador, que también está en la coalición. A esos 33 se le suman 6 votos provenientes del Partido Mira y Colombia Justa Libres, ambos movimientos cristianos que han acompañado a Duque en el Legislativo.

El anuncio de la llegada de Cambio Radical al bloque legislativo del Gobierno fue la tabla de salvación del proyecto.

El senador Carlos Fernando Motoa, uno de los miembros más antiguos de ese partido, afirmó que la colectividad ha apoyado el proyecto desde sus inicios, razón por la cual es cuestión de coherencia mantener y ratificar esa posición, dando así una suerte de parte de tranquilidad al Gobierno en cuanto al número de votos que necesita para aprobar la ley de reforma tributaria.

“Yo creo que el partido debe guardar coherencia. Los congresistas de Cambio Radical en las comisiones económicas acompañaron la reforma tributaria; lo lógico sería que ocurriera lo propio en las plenarias. Eso no significa que no se puedan hacer algunas discusiones sobre algunos artículos, pero, en general, se apoyará la reforma tributaria que va a presentar el gobierno”, dijo.

Con el ingreso de Cambio Radical llegan 16 apoyos unánimes, como lo confirmó el senador Motoa, lo que deja un total de 55 votos a favor, que es el número mínimo que necesita para aprobarse.

El as bajo la manga a favor de la reforma es el senador Jonatan Tamayo, quien pese a haberse elegido a través del partido Alianza Social Independiente, ASI, que está oficialmente en la oposición, ha mostrado su apoyo al Gobierno. Esto suma un voto más, logrando 56 votos a favor de la reforma tributaria, lo que la deja lista para pasar, pero con los apoyos justos.

En Cámara de Representantes, el pulso está casi al rojo vivo, pues los votos que se dan por seguros (87) superan la cifra necesaria para que el proyecto sea aprobado (86). Sin embargo, ante la ausencia de cualquiera de los votantes a favor, la Ley de Financiamiento comenzaría a perder su blindaje. En ese caso, el Partido de la U se convertiría en la nueva y última alternativa del gobierno.

Sin embargo, el senador Roy Barreras, uno de los más visibles del Partido de la U, no dejó las aguas en calma, al adelantar que solo hasta el lunes esa colectividad decidirá qué postura asume frente a la votación.

“El partido de la U ha decidido aplazar su decisión oficial hasta el próximo lunes. Yo particularmente espero que el partido no se suicide políticamente, no le dé una cachetada a la ciudadanía”, dijo en la noche del jueves, lo que deja un clima de incertidumbre para Duque y la reforma.

¿Qué puede pasar?

Para el académico y analista político Isidro Hernández, el retiro del colectivo del Partido Liberal del apoyo a la Ley obedece a los altos costos políticos que los partidos han tenido a la hora de apoyar la reforma tributaria, en especial en el marco del paro nacional, que se inició el 21 de noviembre pasado.

“Ahorita todo el mundo está evaluando el costo político de aprobar la reforma tributaria. El Partido Liberal tomó la opción de no incurrir en ese costo”, dijo Hernández.

Y es que pese a que las movilizaciones han venido mermando con la llegada de la época decembrina, aún hay sendas protestas frente a la sede del Congreso cada vez que hay debates sobre la reforma, lo que ejerce presión política a los congresistas.

Hernández cree que el Partido de la U será decisivo, entonces.

“Dada la composición del Congreso, las cosas dependerían de la decisión del Partido de la U. El gobierno ya cuenta con los apoyos de Cambio Radical y, obviamente, el Centro Democrático. Si el partido de la U opta por no apoyar la reforma tributaria, el proyecto prácticamente se hundiría”, explicó.

Los partidos opositores han decidido mantener su determinación de votar negativo el proyecto. El representante David Racero, quien radicó una propuesta alternativa que resultó derrotada en votaciones, afirma que la Ley de Crecimiento, pese a los cambios que le hizo el gobierno tras el inicio del paro, solo favorece a los ricos y que allí radica su rechazo a apoyarla.

“Sigue siendo una reforma tributaria completamente regresiva, puesto que el corazón mismo del proyecto no se ve afectado. Sigue la política de disminución de impuestos, gabelas, excepciones a las grandes empresas, a los millonarios, mientras que a las clases medias y trabajadoras se les aumentan los impuestos (...) como congresistas de oposición, vamos a presentar nuestra propuesta de archivo, que es lo que está pidiendo la gente en las calles”, expresó.

También de la coalición opositora, la representante Katherine Miranda, del Partido Verde, informó que “he radicado la ponencia de archivo, ponencia negativa a esta reforma tributaria porque la considero inequitativa, porque considero que no se puede hablar de una reforma tributaria estructural cuando en este momento se les están dando grandes exenciones tributarias a las grandes empresas”.

Un proyecto polémico

Además del pulso político en el Congreso, la Ley de Crecimiento ha estado en el centro de la polémica por las exenciones tributarias que contempla para empresarios del país. El Gobierno argumenta que esto permitiría una mayor capacidad de crear empleo y eso ayudaría a reducir esas cifras, que han venido en aumento en los últimos meses.

Sin embargo, el expresidente de la Cámara, Alejandro Carlos Chacón, aseguró que la iniciativa llega con unas exenciones para los grandes empresarios por 20 billones de pesos y no 9, como se ha anunciado.

“Se ha planteado que es de 9 billones de pesos, pero solo lo miran desde el punto de vista de la renta presuntiva y la baja de renta de los tres puntos a las empresas, pero se les ha pasado revisar la eliminación de IVA para los bienes de capital que representan 7 billones y lo que es peor, se les ha pasado la eliminación del pago del ICA también para los empresarios, es decir otros 7 billones de pesos. Las cifras mías son: eliminar ICA son 7 billones, descuentos en renta 4 billones, de la renta presuntiva 2 billones, y los 7 billones de la eliminación del IVA del 19% para bienes de capital 7 billones. Eso suma 20 billones de pesos", explicó Chacón en entrevista con COLPRENSA.

El proyecto de Ley de Crecimiento llegará a su discusión en plenarias con 28 nuevas propuestas.

Uno de los cambios más importantes tiene que ver con medicamentos, pues algunos pasarán de excluidos a exentos, algo que le dará licencia a las empresas para que descuenten en la cadena de producción el IVA que les aplicaban. Lo que se busca con esta propuesta es disminuir el costo de los medicamentos.

Uno de los artículos que generó polémica y que finalmente no se incluyó en el articulado es el que buscaba aplicar un impuesto del 4% a personas que compren bienes en plataformas digitales. El sustento de la propuesta estaba en que el impuesto aplicado contribuiría a equilibrar las cargas tributarias entre productores nacionales y extranjeros. Sin embargo, la propuesta fue retirada del documento que en la noche del miércoles radicó el Gobierno Nacional.

Otra de las propuestas que llegaron con la última ponencia fue la de quitar el IVA al consumo en departamentos como Chocó, Guainía y Guaviare. También se habló de beneficios para Electricaribe en pro de su buen funcionamiento.

La Ley de Crecimiento, en su primera ponencia, presentó cuatro puntos sociales, referentes a la devolución del IVA a colombianos de bajos ingresos, los tres días sin IVA para ventas presenciales, la reducción en los aportes a salud en pensionados con salario mínimo del 12% al 4%, y un estímulo a las empresas para que contraten jóvenes.

El 14 de noviembre, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, dijo: “el mensaje es claro: tenemos que insistir en lo que está bien. Este dato refleja que las medidas que incluyó la Ley de Financiamiento aprobada por el Congreso el año pasado y que estarán vigentes hasta el 31 de diciembre, tienen que seguir en 2020. Por eso, debemos continuar en esta senda de expansión con las medidas que presentamos en la Ley de Crecimiento”.

 

SUSCRÍBASE A LOS CONTENIDOS DE CARACOL RADIO EN GOOGLE NEWS. ENTRE AQUÍ Y HAGA CLIC EN LA ESTRELLA.


Cargando