Milla Fontibón

Milla Fontibón: un eje de desarrollo en Rionegro

La zona Fontibón se transforma convirtiéndose en una nueva alternativa de habitabilidad por sus futuras ventajas en movilidad, urbanismo y servicios.

A unos minutos del parque principal de Rionegro, se encuentra Milla Fontibón, un territorio que se está transformando en un polo de expansión urbana y en un territorio potencial para habitar, por sus condiciones de calidad de vida.

Entre las inversiones públicas, por valorización, se encuentra la infraestructura vial que transformará el acceso y la movilidad en Fontibón para atender el flujo vehicular y peatonal. Entre ellas, los empalmes entre Belén y Postobón; el tanque de almacenamiento y Fontibón; San Antonio y el comando El Provenir; y Las Torres - Comando de Llanogrande.

Asimismo, en esta vereda, se calcula una inversión cercana a los $20.000 millones para construir la conexión peatonal con el Parque Ecológico Lago Santander, parques públicos, ciclorutas y alcantarillados, según cifras del secretario de Planeación, Guillermo León Gómez. Una de las obras ya entregadas es un gimnasio al aire libre, un espacio con 530 metros cuadrados que permite la integración de los pobladores alrededor del deporte, el bienestar y el sano esparcimiento.

A estos amoblamientos urbanos se suman los beneficios de vivir en Rionegro, que fue declarado como uno de los más sostenibles y competitivos de Latinoamérica, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y con un índice de calidad de vida del 71,37 % de acuerdo con datos de la Administración Municipal.

En Fontibón la oferta urbanística se amplía gracias a la alianza entre tres constructoras con experiencia en el mercado -Arconsa, Contex y Vétice- con cuatro nuevos proyectos residenciales para gustos y necesidades diversas, para quienes desean invertir, vivir en el Oriente antioqueño o cambiar su estilo de vida en un ambiente más natural. Se trata de Olivar Apartamentos, Arándanos de Fontibón, Ríovivo y la ciudadela campestre La Fortuna.

Así, de la mano de inversiones públicas y privadas, la Milla Fontibón se proyecta hacia el futuro y da mil pasos adelante para ser un eje de progreso y de oportunidades para crecer y alcanzar nuevas metas.

Cargando