Entre joropo y gritos llaneros abre sus puertas la Casa de la Verdad

Atentados en Arauca /

En Arauca habitan 265 mil personas, de ellas, 103 mil están registradas como víctimas del conflicto armado y se presume que hay otras 45.000 víctimas fuera del registro. En los últimos meses, la violencia se ha intensificado; sin embargo las organizaciones y líderes sociales se han volcado para acompañar a la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición (Comisión de la Verdad).

Con un acto simbólico en la Casa de la Verdad de Arauca (Carrera 18 No. 15-42 barrio Cristo Rey) en el que músicos llaneros interpretan la canción ‘Sólo la verdad’ en versión joropo, y con el foro ‘Retos para la Construcción de Verdad en Arauca’, se está presentando oficialmente el trabajo que la Comisión de la Verdad ha venido realizando en este departamento fronterizo y llanero.

¿Qué ha pasado en el conflicto en Arauca?

Arauca es una región rica en recursos naturales que la potencian como despensa agrícola y ganadera. Sin embargo, en los últimos treinta años ha primado la exploración y explotación del sector petrolero, cuyas reservas se han convertido en las más importantes en Colombia y América, por el pozo Caño Limón que produce 100.000 barriles de crudo al día, lo que representa el 8% del total de las exportaciones del país .
Paralelo a la exploración y explotación petrolera ha habido poca presencia e inversión estatal, falta de acceso a servicios y altos índices de necesidades básicas insatisfechas (53,8% de la población).
Actualmente, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y los grupos de desmovilizados de las FARC ejercen un control territorial y político, en muchos casos por el arraigo en las zonas rurales, en otros por intimidación.
Durante esos mismos treinta años, el Estado respondió especialmente a través de las Fuerza Militares. Hoy en día están presentes alrededor de 9.000 miembros del Ejército, la presencia de militares más intensa del país, en relación con el número de habitantes, superada sólo por Nariño. El 27% de la fuerza militar se dedica únicamente a custodiar los dos oleoductos: Caño Limón-Coveñas y Bicentenario.
Entre los años 1999 y 2005, a las problemáticas humanitarias se sumó la presencia las Autodefensas Unidas de Colombia, por medio del Bloque Vencedores de Arauca (AUC-BVA). Con las AUC llegaron los enfrentamientos constantes con las guerrillas de las FARC y el ELN.

Lea También: Hombre que transportaba explosivo murió en Arauquita

Los últimos meses

En lo que va corrido de 2019, se han presentado 117 homicidios de civiles, entre ellos 22 ciudadanos venezolanos, según el Instituto de Medicina Legal. De acuerdo con fuentes de la Defensoría del Pueblo, el año 2018 tuvo los registros más altos de homicidios (114) y secuestros (31) por el conflicto armado en los últimos años, cifras que no se veían desde 2010.
El panorama indica que Arauca atraviesa por una nueva fase de la reconfiguración de la violencia. La ruptura de los diálogos con el ELN y el crecimiento desbordado de los grupos residuales de las FARC (frente 10 y 45) han incrementado las cifras de afectaciones a la población civil, en el marco del conflicto armado.
A la escena se suma la diáspora venezolana, con los riesgos subyacentes de la xenofobia contra los inmigrantes del vecino país, situación que ha sido exacerbada por homicidios, hurtos y otros delitos cometidos por venezolanos, según reportes de autoridades. Para agravar la situación de los migrantes, los ciudadanos venezolanos, por su grado de vulnerabilidad, vienen siendo reclutados por los grupos armados y en municipios como Arauca, Arauquita, Saravena, Cubará, Fortul y Tame fueron blanco de asesinatos selectivos, que en 2018 causaron 23 muertes.

¿Qué es la Comisión de la Verdad?

Las víctimas y la sociedad colombiana tienen derecho a conocer la verdad de lo ocurrido durante el conflicto armado. La Comisión de la Verdad es la entidad que recopila la verdad de lo sucedido para esclarecer los patrones y las causas que explican por qué la violencia, por qué hubo violaciones e infracciones a los derechos humanos y cuál ha sido la complejidad del conflicto.
La Comisión tiene cuatro objetivos: esclarecimiento, reconocimiento, convivencia y garantías de no repetición de lo sucedido durante el conflicto armado. En Nororiente, hasta el momento la Comisión ha establecido las líneas de tiempo de los hechos del conflicto en Norte de Santander y Arauca, y está avanzando en la recopilación de información en Santander y Casanare. Además, ha hecho encuentros y escuchado a organizaciones sociales y de víctimas, medios de comunicación, líderes políticos, artistas, grupos religiosos y universidades, entre otros actores.

Cargando