Padre retira a su hijo de la escuela para que se dedique a jugar Fortnite

Dice él que "para los que piensan que es terrible dejar que su hijo juegue 10 horas al día: Creo que es terrible dejar que su hijo juegue al fútbol"

Fortnite es un videojuego que ha llamado la atención de muchos públicos en todo el mundo, en especial de los niños y jóvenes. El caso de Jordan Herzog es normal teniendo en cuenta que, a sus 14 años, pase gran parte de su día ganando partidas de este juego. Lo que no es normal es que David, su padre, lo haya retirado de su escuela para que se dedique de lleno a este juego.

Herzog padre explicó en una entrevista para el Boston Globe que, diariamente, Jordan le dedica hasta 14 horas del día al Fortnite, y que su anhelo (y el de su hijo también), es que se convierta en uno de los mejores jugadores del mundo para ganar el Mundial de Fornite, uno de los más llamativos dentro del mundo de los E-Games sobre todo por la bolsa de premios: más de 30 millones de dólares se repartirán entre los ganadores de este torneo.

Lea también: Ella es Maggie, la perrita que embarazada sobrevivió a 17 disparos

Jordan sigue una dura 'rutina de entrenamiento' puesta por su padre, la cual consiste en estar prácticamente encerrado en el cuarto todo el día: recibe sus lecciones escolares en las mañanas y después se dedica al Fornite. Sesiones de más de 8 horas diarias con descanso para hacer pausas activas y comer; sin distracciones, sin ruidos adicionales a los del computador. 

"Mi hijo aprende más de los videojuegos que la gente aprende de los libros", argumenta David ante el hecho de que pase más tiempo jugando que leyendo, o simplemente estudiando. 

Es tan alto el nivel de exigencia por parte de sí mismo y de su padre, que Jordan se ve en 10 años viviendo de jugar Fortnite, generando más dinero del que ya ha ganado. A la fecha, el joven ha ganado cerca de 60.000 dólares, invertidos por su padre en un auto Maserati el cuial será estrenado el día en que él tenga edad y permiso para conducir. El carro tiene la placa de CRIMZ, nombre de usuario de Jordan en el juego.

Lea también: Nintendo Switch original ahora con más batería

En cuanto a la vida social, no le ha visto ningúna afectación y su padre menos a pesar de los reclamos y fracturas familiares que ha alegado. De hecho ella tenía pensado llevar a su hijo a tomar clases de tenis, pero David se negó: "No lo permitiré hasta después de la copa del mundo (...) podría lastimarse la muñeca", alega él.

Jordan padre e hijo están empecinados en ganar el mundial de Fornite y así seguir una exitosa carrera llena de dinero y muchas partidas de este juego; sin embargo, no conciben la idea de perder, pues no tienen un plan b en caso de que esto ocurra; aunque lo más seguro es que Jordan tenga que volver al colegio y retomar la vida social que tenía antes del encierro en mundos paralelos.

Cargando