Timochenko aparta a Iván Márquez y disidentes del partido Farc

En una dura carta el presidente de este partido aseguró que no fue un error haber dejado las armas.

Timochenko /

El presidente de la Farc Rodrigo Londoño, en un tono bastante diplomático, puso en su lugar a Iván Márquez y a quienes lo acompañan en la decisión de apartarse del tránsito a la legalidad.

En una extensa carta Londoño, puso en evidencia que sí hay fracturas en este partido político y bastante molestia por las posturas de Márquez que han sido expresadas desde la clandestinidad.

Lea también: Caso de Santrich llegó a la Corte Suprema de Justicia

Por ejemplo, Londoño aseguró que Márquez está equivocado al decir que “fue un error” haber dejado las armas y le recordó que esa fue una decisión que se respaldó por toda la militancia en la X conferencia que hizo la entonces guerrilla en donde se ratificó y respaldó todo el acuerdo de paz que se pactó en La Habana.

"Que un pequeño grupo de antiguos mandos de la organización afirme ahora que fue una equivocación cumplir nuestra palabra, solo significa que ellos, individualmente, se apartan de las grandes decisiones adoptadas por el colectivo”.

Y agregó que "Desafortunadamente Iván no percibió la dimensión del puesto que nuestra larga lucha lo llevó a ocupar. Se fue, sin ningún tipo de explicación, y se negó a ocupar su curul en el senado, dejando acéfala nuestra representación parlamentaria en el momento que más requería su presencia".

Aunque Timochenko reconoce que el proceso de implementación no ha sido nada fácil y que hay momentos complejos, le recriminó a Márquez su falta de compromiso y le pidió dar explicaciones a la militancia.

“Como lo que pasa Santrich y que ocupan buena parte de su carta a los ETCR. Con la presencia parlamentaria de Iván Márquez, es probable que esa situación fuera menos dura. Como lo hubiera sido, de no existir esa extraña y peligrosa relación con su sobrino Marlon Marín, relación que terminó por enredar a Santrich y enlodar nuestro trabajo político. Aquí cabría también una sincera autocrítica de Iván".

Asegura que los esfuerzos de paz no se pueden echar por la borda y que por eso los pronunciamientos de Márquez desde la clandestinidad en donde hace llamados negativos a los excombatientes no son convenientes.

“Actitudes y comportamientos como los adoptados por Iván Márquez y quienes lo siguen, apuntan a pisotear eso que para los revolucionarios, incluso para cualquier ser humano que tenga un elevado sentido de su integridad, es algo sagrado. La autoridad moral del partido. En esas condiciones, con hondo pesar, debo reconocer la necesidad de marcar distancias con ellos. Somos un partido para la paz, nunca seremos un partido para la guerra”.

De esta manera Londoño respondió a la serie de cartas de Márquez y se parten cobijas en el partido con este fuerte pronunciamiento que según fuente de la Farc buscan poner en orden la casa para evitar fracturas internas.

Cargando