"Érase una vez... en Hollywood" explicado por Tarantino y sus actores

Esta película estadounidense trata de crimen y misterio centrada en los asesinatos de la Familia Manson.

Quentin Tarantino and Margot Robbie /

¿Por qué retomar la trágica historia de Sharon Tate?

En la película, Tarantino reserva un papel secundario a Sharon Tate (Margot Robbie), asesinada en 1969 a manos de la secta de la Familia Manson, cuando estaba embarazada de Roman Polanski.

"Decidí que Sharon y Polanski serían vecinos de Rick (DiCaprio) primero porque esto me permitía crear un contexto dramático. Sabemos que pasará algo en esa calle. Además, Sharon y Roman representan un Hollywood inalcanzable para Rick. Eso es algo frecuente (en Los Ángeles), ver cómo se codean el éxito y el fracaso, la gloria y el declive. En mi película, es metafórico y literal", explicó el director.

"Sharon era una actriz con mucho encanto, es algo que quise destacar. Nunca quise mostrarla de otra manera. Podría haberse convertido en una intérprete maravillosa. De hecho, si no la hubiesen vetado los productores, Polanski la habría incluido en el reparto de +Rosemary's Baby+ y Warren Beatty me dijo que estuvo a punto de ser su compañera en +Bonnie & Clyde+."

Escribir para Brad, Leo y Al

"Pensé inmediatamente en Leonardo y Brad. ¿Estarían disponibles? Creía que no, por eso me considero el director más afortunado. Además, si tuviera que elegir entre ganar una segunda Palma de Oro o verlos recompensados con un doble premio de interpretación masculina, me quedaría con la segunda opción", dijo Tarantino.

"Dirigir a Al Pacino también fue emocionante. El personaje del productor Marvin Schwarz lo escribí especialmente para él. Soñaba con oírle pronunciar las palabras que había escrito para él".

Recrear Los Ángeles

Tarantino decidió reconstituir Los Ángeles de 1969 sin recurrir a los efectos especiales digitales, "salvo para eliminar algunos elementos demasiado contemporáneos". "No creo que nadie pueda hacer lo que yo he tenido la suerte de poder hacer. En tres años, Los Ángeles habrá cambiado tanto que será necesaria una reconstitución digital".

"Los momentos mágicos para mí fueron cuando rodábamos casi en el mismo lugar donde vivieron mis padres cuando llegaron a Los Ángeles y que Quentin reconstituyó de manera idéntica", dijo DiCaprio.

La mirada de un niño

Sobre el tono melancólico de la película, Tarantino estimó que era "la persona perfecta para explicar esta historia".

"Si otro director hubiese sido adulto en 1969, la habría explicado de otra manera. Yo tenía 6 años entonces. Me acuerdo de todo, de las emisiones de radio, de la gente que las escuchaba muy alto. Los televisores siempre estaban encendidos. Absorbí como una esponja ese espectáculo diario", dijo.

"Para mí, los planos más impregnados de nostalgia son los de Brad conduciendo por la ciudad. Mi padrastro tenía un auto similar y la manera en que (Pitt) ve la ciudad es como yo la veía desde ese vehículo".

Quentin visto por sus actores

Pitt: "Es poco decir que Quentin vive intensamente el cine. En el plató, hay la misma exuberancia, la misma alegría. Nos contó tantas historias sobre cada uno de nuestros personajes que solo teníamos que ponernos en su piel".

Robbie: "Más que cualquier otro director, es el que mejor celebra el género y lo subvierte".

DiCaprio: "Sabe dar cabida a la improvisación, pese a que sus diálogos son como la Biblia de sus películas. Y estar con Quentin es como estar con el empleado del videoclub de la película +Clerks+. Sabes que encontrará un tesoro desconocido".

Cargando