Se han derramado más de 4 millones de barriles de petróleo por atentados

Representantes de la industria petrolera se reunieron con el presidente Duque para analizar problemas del sector.

Representantes de la industria petrolera llegaron a Casa de Nariño para un encuentro con el presidente, Iván Duque en el que trataron las actuales dificultades en el sector, pero además las proyecciones para los próximos años.

Uno de los temas fue la preocupación por la amenaza del ELN a la infraestructura petrolera, que han dejado más de $4 millones de barriles de pérdida en los últimos 30 años y han representado más de $100.000 millones en reparaciones durante el 2018.

Solo este año van 23 atentados, 15 de ellos contra el oleoducto Caño Limón Coveñas, 6 contra el Trasandino y 2 más contra el Mansoyá-Orito.

Según explicó el presidente de la Asociación Colombiana de Petróleo, Francisco José Lloreda, “los registros que hay de lo que ha sido el impacto de los derrames de crudo a causa de atentados terroristas en los últimos 30 años, son más de cuatro millones de barriles”.

“El ELN es el principal enemigo de Colombia, y del medio ambiente. Por eso, cada vez que atenta contra la infraestructura del sector, da un golpe a los colombianos, a las finanzas, a las regiones. Es el gran enemigo del medio ambiente, más que preocupación, lo que todos los colombianos debemos es rechazar enfáticamente ese tipo de actitudes”, consideró al término del encuentro.

Por su parte el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayona se refirió al impacto de estos atentados y aseguró que, “si tomamos el 2018 como referencia, el costo de reparaciones es superior a los $100.000 millones de pesos. Recursos que se podrían estar llevando mejor a las comunidades”.

Sobre el último atentado lamentó que la comunidad de Tibú, en Norte de Santander esté sin agua y aseguró que se viene trabajando en una combinación de los planes de trabajo y de contingencia para la recuperación de los ecosistemas y la mitigación del impacto a las comunidades afectadas.

Durante el encuentro con el presidente Duque, los industriales se mostraron a la expectativa por dos temas, la reactivación del sector y nuevos licenciamientos, al igual que la decisión del Consejo de Estado para avanzar hacia la exploración y explotación a través de la técnica del frácking.

Cargando