Alan García y el escándalo del tren eléctrico de Lima

Ha sido uno de los casos más sonados de corrupción en Perú.

El expresidente del Perú Alán García estuvo vinculado a uno de los escándalos más sonados en su país como fue un presunto soborno en la construcción de la primera línea del Metro de Lima, en su momento conocido como el tren eléctrico.

Este proyecto se inició en febrero de 1986 con la creación de la entidad “Autoridad Autónoma del Proyecto Especial Sistema Eléctrico de Transporte Masivo de Lima y Callao”, que se encargó de adjudicar, muy rápidamente, la construcción de este sistema de transporte a un consorcio denominado Tralima, con parte de capital italiano.

Las obras se iniciaron en octubre de 1986 y avanzaron los dos primeros años, pero la entrada en Perú de una profunda crisis económica llevó a la parálisis del proyecto, aunque entonces se inauguraron menos de tres kilómetros. Durante los siguientes 20 años lo que se alcanzó a construir de dicho tren trató de ser utilizado, pero como no llegaba a los distritos más poblados, la obra fue prácticamente inservible.

En julio de 1990 Alan García fue acusado de supuestamente haber recibido un millón de dólares para otorgar la construcción del metro a la compañía Tralima, sin necesidad de realizar una licitación.

De acuerdo con las investigaciones realizadas por las autoridades de Perú, la entrega del dinero se efectuó en octubre de 1989, y los mismos fueron consignados en cuentas en Barclays Bank de la isla caribeña de Gran Caimán.

Tras ser reelegido en el año 2006 y luego de terminar su exilio durante el gobierno de Alberto Fujimori, Alan García volvió a impulsar el proyecto. En diciembre de 2009 se firmó entonces el contrato para la construcción del Metro de Lima con el consorcio “Tren Eléctrico de Lima” por un valor en su momento de US$ 410 millones.

García es investigado por el Equipo Especial del Ministerio Público por el caso de los presuntos sobornos que Odebrecht le habría otorgado para adjudicarse la Línea 1 del Metro de Lima. Esta investigación también incluye al ex ministro de Transportes y Comunicaciones Enrique Cornejo, al ex presidente de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico Oswaldo Plascencia, a Jorge Cuba, ex viceministro de Comunicaciones, entre otras personas.

Los delitos por los cuales se investiga a Alan García son tráfico de influencias, colusión agravada y lavado de activos. Todos ellos estarían vinculados al proceso de adjudicación de la Línea 1 al Consorcio Tren Eléctrico, de la que fue integrante la empresa Odebrecht.

El fiscal peruano José Domingo Pérez, anunció que la investigación por presuntos actos de corrupción contra el expresidente Alan García seguirá en curso.

Algunos hechos destacados del expresidente Alán García: Julio 2011: se da al servicio la primer tramo de la línea del metro. La Contraloría detectó un perjuicio de US$111 millones.

Julio 2014: Se inaugura el tramo 2 del metro de Lima. Según el primer informe Lava Jato de Juan Pari, este tramo tuvo un sobrecosto de US$301 millones. Inicialmente se valorizó en US$583 millones pero costó US$885 mllones.

Noviembre 2016: Odebrecht declara que pagó US$29 millones en sobornos en el Perú, en tres gobiernos. Entre ellos, en el de Alan García.

Enero 2017: La policía detiene a Edwin Luyo por el caso del metro de Lima.

Marzo 2017: El fiscal Hamilton Castro abre investigación a Alan García, al ex ministro Enrique Cornejo y Oswaldo Plasencia por presunto tráfico de influencias.

Noviembre 2018: El fiscal José Domingo Pérez amplía la investigación a Alan García y pide su impedimento de salida del país.

Cargando