Lucas Jaramillo sintió "vergüenza" al llevar a su hijo al clásico entre Millonarios y Nacional

El exfutbolista cuestionó en lo que se ha convertido el fútbol en Colombia al ver odio, violencia y falta de tolerancia en el estadio.

En un hecho aislado al penoso evento de la expulsión de los dos menores del estadio El Campín por parte de los hinchas de Millonarios por no portar la camiseta durante el clásico entre el equipo capitalino y Atlético Nacional, el exfutbolista Lucas Jaramillo llevó a su hijo al estadio, pues según él ya le está gustando el deporte, aunque al estar en el evento calificó la idea como un “error craso”.

Comentó Jaramillo a través de su Facebook: “Soy enamorado de este deporte como pocos y estoy involucrado en toda mi vida en él. Pero ayer me dio vergüenza con mi hijo ir al estadio a presenciar el odio que en este caso se tiene de la hinchada de Millos con el equipo Nacional de Medellín”.

Según él, su hijo en vez de narrar su experiencia ante sus amigos y familiares, no destacó las jugadas que llevaron al triunfo del equipo embajador. El recuerdo que se llevó el pequeño fueron los insultos y la agresividad que se reflejaron ante el equipo verde.

El mismo exfutbolista se cuestionó “¿A qué hemos llegado?, esto dejó de ser un lindo juego, un deporte, yo voy a muchos estadios en el país y fuera de él, pero la rivalidad agresiva que viví ayer me pareció penosa”.

Y a modo de reflexión dejó las siguientes palabras que reúnen la voz de muchos hinchas que de verdad alientan a su equipo sin un grito de guerra o de violencia: “Creo que por acá debería empezar la tan anhelada PAZ”.

Cargando