El ojo de Horus
Blog

Lo que hay que saber del anunciado zika

Ya hablamos en este blog de la amenaza en la región de este virus transmitido por mosquito del género Aedes.

Ya lo anunciamos hace meses en este blog, el zika era una amenaza. El origen del virus se identificó en 1947 por primera vez en Uganda, específicamente en los bosques de zika. Se descubrió en un mono Rhesus cuando se realizaba un estudio acerca de la transmisión de la fiebre amarilla en la selva.

Los síntomas generalmente duran entre cuatro y siete días y pueden confundirse con los del dengue. En los casos en los que las señales que revelan la enfermedad son moderados, la persona puede tener fiebre de menos de 39°C, dolor de cabeza, debilidad, dolor muscular y en las articulaciones, inflamación que suele concentrarse en manos y pies, conjuntivitis no purulenta, edema en los miembros inferiores y erupción en la piel, que tiende a comenzar en el rostro y luego se extiende por todo el cuerpo.

Con menos frecuencia se presentan vómitos, diarrea, dolor abdominal y falta de apetito. Se recomienda el uso de paracetamol, no de aspirinas, porque puede causar sangrado. En algunos casos un brote similar al sarampión y conjuntivitis. La incubación podría tardar de tres a 12 días y la enfermedad puede durar de cuatro a siete días.

No hay una vacuna ni un tratamiento específico para el zika, sólo un manejo sintomático que consiste en descansar y en tomar acetaminofén o paracetamol para el control de la fiebre.

En febrero de 2015 las autoridades brasileñas comenzaron a investigar un brote de erupciones en la piel que afectaba a seis estados en la región noreste del país. Un año después, está en casi toda Sudamérica. Pero fue en mayo que el Ministerio de Salud de Brasil confirmó la circulación del virus tras identificarlo en 16 muestras en dos de esos estados: Bahía y Rio Grande del Norte.

El virus Zika es causado por la picadura de un mosquito y se cataloga como un arbovirus perteneciente al género flavivirus, que son aquellos que animales invertebrados como zancudos y garrapatas le transmiten al ser humano. Es similar al dengue, la fiebre amarilla, el virus del Nilo Occidental y la encefalitis Japón.

Según un estudio publicado en la revista médica The New England, una de cuatro personas desarrolla síntomas.

No se ha reportado ninguna muerte que haya sido causada por la enfermedad.

Prevención y zonas de riesgo

Como la transmisión ocurre por la picadura de un mosquito, se recomienda el uso de mosquiteros que pueden impregnarse con insecticida y la instalación de mallas anti-mosquitos si no se tienen. Se deben utilizar repelentes con Icaridina y ropa que cubra las extremidades, para que haya menos posibilidades de sufrir una picadura.

Desde hace menos de un año el virus del Chikungunya ha ocupado un espacio importante en los medios de comunicación. En poco tiempo, esta enfermedad se ha expandido y ha dejado 25 muertos y más de 200.000 personas contagiadas. Ahora, justo en el momento en que las autoridades de salud intentan tener bajo control este virus, llego la nueva amenaza del Zika.

Son más o menos 748 municipios del país los que tienen las condiciones de temperatura para que viva el mosquito que lo transmite. Los departamentos con más municipios en donde reposa el aedes aegypti son Antioquia, Bolívar, Cauca, Córdoba, Huila, Norte de Santander, Santander, Sucre, Tolima y Valle del Cauca.

La OPS recomienda:

• Las poblaciones de mosquitos deben reducirse y controlarse mediante la eliminación de los criaderos. Los contenedores que pueden contener pequeñas cantidades de agua donde los mosquitos pueden reproducirse, como baldes, macetas o neumáticos, deben ser vaciados, limpiados o cubiertos para evitar que los mosquitos se reproduzcan en ellos. Esto también ayudará a controlar el dengue y el chikungunya, que se transmiten por los mosquitos Aedes. Otras medidas incluyen el uso de larvicidas para tratar aguas estancadas.

• Todas las personas que viven o visitan zonas con mosquitos Aedes deben protegerse de las picaduras mediante el uso de repelente de insectos; el uso de ropa (de preferencia de color claro) que cubra la mayor parte del cuerpo como sea posible; el uso de barreras físicas tales como ventanas, puertas y ventanas cerradas; y dormir bajo mosquiteros, especialmente durante el día, cuando los mosquitos Aedes están más activos.

• Las mujeres embarazadas deben tener especial cuidado para evitar las picaduras de mosquitos. Aunque el zika típicamente causa sólo síntomas leves, los brotes en Brasil han coincidido con un marcado incremento de recién nacidos con microcefalia (cabeza anormalmente pequeña). Las mujeres que planean viajar a zonas donde el zika circula deben consultar a un profesional de la salud antes de viajar y al regresar.

La OPS está trabajando con sus países miembros para fortalecer la lucha contra el vector, comunicar los riesgos y promover la prevención, además de establecer o mejorar la vigilancia de las infecciones por el virus del Zika y presuntas complicaciones, como microcefalia, el síndrome de Guillain-Barré, y otros trastornos autoinmunes y neurológicos.

Desde mayo del 2015, 21 países y territorios americanos han reportado casos de zika, que se vincula con un trastorno cerebral llamado microcefalia. Los bebés que sufren de la afección tienen unas cabezas anómalamente pequeñas, lo que resulta en problemas del desarrollo, y en algunos casos la muerte.

La situación ha llevado a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ha ampliar un aviso reciente sobre los viajes. Se advierte a las mujeres embarazadas que deben evitar viajar a Bolivia, Brasil, Cabo Verde, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guyana Francesa, Guadalupe, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Martinica, México, Panamá, Paraguay, San Martín, Surinam, Samoa, Venezuela y Puerto Rico. La agencia también recomendó evaluar a las mujeres que hayan viajado recientemente a esos lugares durante el embarazo.

Los CDC también dijeron que se han reportado casos de un trastorno neurológico, el síndrome de Guillain-Barré, en pacientes con una probable infección con el virus Zika.

Se estima que el virus del Zika podría afectar entre 3 y 4 millones de personas en América en un año, estamos hablando de un continente de 500 millones de personas, a excepción de Canadá y Chile, teniendo en cuenta que la población no está inmunizada contra este virus.

Cargando